Jueves, 05 de Agosto de 2021

Otras localidades

España vacía

Los últimos guardianes de los pueblos vacíos

Recorremos las carreteras secundarias de la provincia de León para conversar con personas que viven solas en sus pueblos y conocer las historias de Federico, en Manzaneda de Omaña; Avelina, en Ariego de Abajo; y Alberto, de Valbueno.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Cada vez más pueblos se van quedando abandonados. Es el caso de Manzaneda de Omaña, un pueblo que está situado en una ladera cerca de la cima de una hermosa montaña, a más de mil metros de altura y en pleno corazón de León. Federico, de 78 años y una salud de hierro, es el único vecino del pueblo. Su vida allí es casi autosuficiente, tiene gallinas que ponen huevos azules —sin colesterol, dice—, hace la matanza del cerdo, tiene conejos, pollos, una huerta, plantas medicinales y conoce a la perfección los secretos del campo y del bosque.

El pueblo no está aislado, o no del todo por lo menos. Todavía tiene los servicios básicos, luz eléctrica y recogida de basura una vez a la semana. Incluso cada quince días sube un repartidor con pan, pescado y fruta. Lo que no tiene es cobertura del móvil, aunque ese problema no es único de Manzaneda de Omaña, ocurre incluso en pueblos más habitados.

Se quedó solo hace 3 años y reconoce que, estando bien, no le ve inconveniente a la soledad. De hecho, confiesa que “se le coge gusto”. “Me entretengo con todo, con revistas y pasatiempos, nunca me he aburrido”. Cuando se vaya él, desaparecerá el pueblo.

Por otro lado, Avelina lleva más de 9 años viviendo en Ariego de Abajo junto a su perro Ramsés. Un día dejó la casa en la que vivía con su marido en Castellón, delante del mar, y se fue al pueblo a cuidar de un familiar. Cuando éste falleció, Avelina decidió quedarse.

El pueblo le ha ayudado a empezar de cero y a tener una segunda oportunidad en la vida. Lleva desde 2011 viviendo lejos de su marido y ahora su relación ha mejorado. Desde que se mudó ha tenido que aguantar muchos comentarios, entre ellos que es “una mujer rara”. Según Avelina, de rara no tiene nada, “me gusta leer, estar sola y tranquila, y no considero que eso sea una rareza”.

Valbueno es otro de los pueblos donde solo vive una persona. Alberto, jubilado desde hace siete años, es el único vecino fijo del pueblo, aunque con la llegada del coronavirus en el pueblo se han vuelto a abrir un par de casas de vecinos que huyen de la ciudad.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?