Lunes, 20 de Septiembre de 2021

Otras localidades

Hijo de Batista

Publica la editorial Verbum un libro de memorias del hijo del dictador cubano Fulgencio Batista, donde relata una imagen de hombre cariñoso y amable del dirigente cubano. Bobby Batista ha volcado en estas páginas sus recuerdos familiares y políticos

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Un libro escrito por Bobby, uno de los hijos del dictador cubano, que describe en estas páginas, una imagen inédita de Fulgencio Batista. Desde la perspectiva de un niño, abucheado por los opositores a su padre cuando llegó a Nueva York, y que aprovecha esta obra para contar su verdad. "Yo te puedo contar mi verdad; la que yo viví en el seno de mi familia, con mi padre, con mi madre con mis hermanos tanto los mayores del primer matrimonio de mi padre como con mis hermanos, y mi padre siempre fue una persona que nos hablaba de sus orígenes humildes en el campo en Vanes que era su ciudad natal y lo mucho que tuvo que elaborar primero, en el campesinado y después en el ferrocarril para más tarde llegar a la Habana, ingresar en el Ejército casarse y empezar una vida profesional porque él también era muy didáctico y muy autodidacta y aprendió a taquigrafía. Llegó a dar clase como profesor al mismo tiempo que ingresó en el Ejército y va escalando porque procedía de un ambiente muy humilde y muy pobre, y es, por ejemplo, lo que siempre quiso para su país para su nación fue la prosperidad".

Bobby Batista es ya septuagenario y tiene un aire retro que recuerda a su padre. Mucho más delgado que Fulgencio Batista, es uno de sus muchos hijos. Según Bobby, fueron 7 hermanos de la misma madre, otros cuatro de la primera mujer de Batista y una hija fuera del matrimonio. Según los historiadores, tuvo mas de 15 vástagos.

En Hijo de Batista, de la editorial Verbum, Bobby tira de recuerdos y de notas manuscritas de su padre, para presentar a un progenitor cariñoso, amable, afectuoso al que la historia ha vilipendiado. No se refiere a él como dictador, ni siquiera represor, sino que justifica los abusos de poder de su padre como remedio menos malo para una situación caótica y sectaria que se vivía en Cuba. Recuerda Bobby Batista su peor noche, la que huyeron de Cuba con sus padrinos (pensando que se iban de vacaciones) y llegando a Nueva York. "Mi salida de Cuba fue muy especial. Yo no salí de Cuba el 31 de diciembre, con mi hermano Carlos Manuel que en paz descanse, que murió aquí en Madrid está enterrado aquí en este cementerio de San Isidro donde estamos hablando. Salimos de Cuba un 30 de diciembre del año 58 y creíamos, porque íbamos en compañía de mis padrinos, que íbamos de vacaciones a Nueva York. Pero he aquí ,que mis padrinos tampoco sabía lo que iba a pasar y entonces a llegar al aeropuerto de Nueva York ya era de noche oscura y en un aeropuerto más pequeño que el que conocemos hoy en día y al bajar del avión por la escalinata había una cerca y detrás de esa cerca había una muchedumbre gritando los improperios e insultos a unos niños de 9 y de 11 años que no sabíamos lo que estaba pasando. Apenas si teníamos noción de lo que ocurría en la montaña de Sierra Maestra en Cuba preparando la sedición (se refiere a los Castro), y ese acoso y esos insultos me marcaron para el resto de mi vida. Después nos pasaron a una habitación muy pequeña a mi hermano y a mí en el aeropuerto de Nueva York. Nos dejaron solos porque mis padrinos tenía que atender a todo lo que era el papeleo de inmigración, y una vez que llegamos, salimos de la sección de los equipajes y tal, y resulta que ahí había mas turba más flashes más periodistas preguntándonos a nosotros que no sabíamos nada … Y claro, que íbamos a poder contestar. Yo recuerdo los pases de prensa que llevaban y las libretas de apuntes para escribir lo que dijéramos nosotros, y nosotros estábamos terroríficamente asustados. Esa noche me marcó. De hecho este libro iba a llamarse 'la noche mas larga'".

Si recordamos que Fulgencio Batista llegó al poder con el golpe de los sargentos, en pocos meses fue el autentico presidente de facto (aunque había una figura política al mando. Él era el jefe de los ejércitos habiendo pasado de sargento a coronel en unas semanas), convocó elecciones y las ganó. Cumplió cuatro años de mandato y se fue a un exilio asumido a Estados Unidos, desde donde se presentó para senador sin pisar Cuba. Ganó el escaño, volvió a la isla y se presentaba a las elecciones presidenciales. Cuando vio que las encuestas no le daban ganador, y le situaban en tercer lugar, decidió confabularse de nuevo con sus amigos militares de su primer mandato y dar un golpe de estado. Estos nuevos años en el poder, son recordados por sus represiones a los opositores, por la desaparición de críticos, por el cobro de comisiones a los que llegaban a invertir en el país. Su hijo sin embargo, dice que nada de eso se ha podido corroborar con pruebas, ni represalias ni corrupciones.

Con este libro Bobby Batista, ha cumplido con su intención, de contar su verdad. Se lo recuerda a la tumba de sus padres, en un panteón del cementerio de San Isidro en Madrid.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?