Miércoles, 28 de Julio de 2021

Otras localidades

Un Libro Una Hora

'Tarás Bulba', la épica del pueblo cosaco

Una obra llena de pasión, durísima, un clásico que te transporta

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Nikolái Gógol nació en 1809 en la actual Ucrania. Cultivó varios géneros, fue dramaturgo, novelista y escritor de cuentos cortos. Su obra más conocida es 'Almas muertas', considerada como la primera novela rusa moderna.

Escribió en 1836 la comedia 'El inspector' que lo convertiría en un escritor conocido, pero el tono satírico de su obra le obligó a emigrar. Tras un viaje en peregrinación a Tierra Santa cayó bajo la influencia de un sacerdote fanático, que le convenció de que sus obras eran pecaminosas, por lo que destruyó gran cantidad de manuscritos inéditos. La figura de Gógol se puede comparar con la de Tolstói, Turguénev, Dostoyevski o Pushkin, que fue su amigo íntimo. Murió el 4 de marzo de 1852, en Moscú, al borde de la locura.

La primera edición de 'Tarás Bulba' es de 1835, pero Gógol introdujo profundos cambios y variantes para la edición de 1842, que se debe considerar la definitiva. Es una novela épica, un clásico que te transporta pero a la vez es una obra llena de pasión, durísima.

La historia corta más extensa que haya escrito Gógol

El estilo de la novela es de no ficción con personajes que no son exagerados ni grotescos, aunque algunos estudiosos opinan que su caracterización de los cosacos es algo exagerada. Esta historia puede ser interpretada en el contexto del movimiento de nacionalismo romántico en la literatura, que se desarrolló en torno a una cultura étnica histórica que abraza un ideal romántico.

El personaje de Tarás Bulba es un compuesto de varias personalidades históricas. Podría estar basado en la historia real de la familia de un antepasado del autor, el cosaco ataman Okhrim Makukha de Starodub. Otra fuente de inspiración pudo ser el héroe de la canción popular 'Los hechos de Sava Chaly'.

La edición original de la obra es de 1835 y refleja el contexto ucraniano de la historia. Esto molestó a las autoridades gubernamentales rusas que consideraron la obra demasiado ucraniana y antirrusa, y forzaron a Gógol a cambiarlo. La edición de 1842 fue ampliada y reescrita para incluir temas afines a los nacionalistas rusos amparados por el zar. Gógol comentó algunos de estos cambios en sus obras 'Almas muertas' y 'Pasajes selectos de correspondencia con amigos'. En la nueva edición se incluyeron tres nuevos capítulos y se cambió el final. La edición original solo fue traducida al idioma ucraniano en 2005.

El pueblo cosaco, protagonista de la novela

Como señala la web Hislibris, el protagonista de la obra es en realidad el pueblo cosaco, de origen eslavo y asentado después del siglo X en las estepas que hoy conforman gran parte de Ucrania y el sur de Rusia. Pueblo cuya imagen estereotipada es la de unas gentes más bien salvajes, levantiscas y celosas de su libertad, consumados jinetes y juerguistas.

El caso de 'Tarás Bulba' es singular, porque en ella su autor se propuso forjar la épica del cosaco, en un empeño que denota el influjo del romanticismo en boga en la primera mitad del siglo XIX. Gógol no es un escritor rigurosamente romántico, puesto que en su obra destacan elementos propios del realismo que ya amagaba con desbancar al romanticismo, tales como la sátira y el ánimo de denuncia social. Tarás Bulba representa una suerte de paréntesis en el conjunto de su obra, uno intermedio entre dos épocas y dos corrientes culturales.

Gógol exhibe muy crudamente el primitivismo y la brutalidad que, con toda certeza, se le puede atribuir al pueblo cosaco en la época en que se ambienta el relato, el siglo XVI. La suya era y sigue siendo tierra fronteriza entre dos continentes y sus respectivos paradigmas civilizacionales. Los cosacos se hallaban por entonces enfrentados en constantes luchas contra polacos, tártaros y turcos.

También se contaban entre sus enemigos calmucos, lituanos y moscovitas. Aunque habían abandonado el nomadismo mucho tiempo atrás, su estilo de vida conservaba más de un toque de las pasadas costumbres trashumantes, evidentes sobre todo en su cultivada estirpe de jinetes y en su forma de organización social.

El cosaco Tarás Bulba, viejo coronel, y sus dos hijos, Ostap y Andrés, sirven a Gógol para realizar un canto épico a la libertad de los cosacos de las estepas rusas del entorno del río Dniéper, una sociedad patriarcal extrema y primitiva. De alguna manera, un relato de iniciación de dos jóvenes, los recién salidos de la edad escolar elemental, por su padre cosaco que los lleva en viaje hacia el campamento militar cosaco. Es la épica romántica del cosaco, pero vertida en prosa y en conformidad con un estilo realista. El impulso romántico de la obra se advierte precisamente en su carácter de epopeya, en que el novelista recrea el pasado glorioso de una etnia notoriamente simbólica, de entre las que conformaron la Gran Rusia.

Los últimos audios de Un Libro Una Hora

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?