X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies

La Ventana

"Las redes están creadas por los mejores cerebros del mundo": los peligros de la adicción a los dispositivos

¿Cómo puede afectar a los adolescentes la maquinaria perfecta creada para conocer las conductas de los usuarios y engancharlos?

Your browser doesn’t support HTML5 audio

‘The Wall Street Journal’ publicaba en exclusiva unos documentos internos de Facebook en los que quedaba constancia de los peligros de adicción que lleva el uso de Instagram que afecta de forma específica a los adolescentes. En algunos lugares de Mallorca, ya se están viendo colas para hacerse una foto con la puesta de sol de fondo.

El documental de Netflix, ‘El dilema de las redes’, pone en relieve cómo las redes habían creado tejidos adictivos que atrapaban a los más vulnerables. Los grandes gurús de Silicon Valley han impuesto a sus propios hijos una 'dieta digital' para evitar que caigan en las trampas que ellos mismos han creado.

Las redes, creadas por los mejores cerebros del mundo

Los datos están allí. El 32% de las chicas dicen que cuando se sienten mal con su cuerpo, Instagram les hace sentir peor y un 40% de las jóvenes que se sentían poco atractivas lo hacían debido a esta red social.

Se ha asomado a ‘La Ventana’ la psicóloga Gabriela Paoli, que es también autora del libro ‘Salud digital: claves para un uso saludable de la tecnología’.

Paoli advierte que la industria tecnológica es altamente rentable: “los dispositivos y las redes están creadas por los mejores cerebros del mundo. Analizan nuestra conducta y saben más que nosotros”.

El like genera dopamina

Los preadolescentes aún no tienen consolidadas ciertas estructuras cognitivas que son las que se encargan del control de los impulsos, por lo que están más expuestos al componente físico de las redes sociales. “El chute del like es uno de dopamina”, los neurotransmisores que se encargan de regular las sensaciones placenteras.

Los jóvenes deben tener cuidado porque los riesgos a los que se enfrentan no solo existen en el presente, sino que también se pueden proyectar en el futuro, con la construcción de la identidad digital. Las empresas cada vez se fijan más en los perfiles públicos de las personas que quieren contratar.

Los padres deben ayudar a sus hijos

“Es muy importante que los padres estén presentes”, ha señalado la psicóloga. Ya que, esto sumado a la necesidad de “educar en valores” puede determinar la relación con los hijos y puede salvarles de la depresión y de la ansiedad en la era en la que “ahora es contarte, luego existo”, y en la que “estamos dejando de ser el yo real, para ser el yo ideal de las redes”.

Muchos hijos tienen tres cuentas diferentes. La oficial, la de mejores amigos y la utilizada para ‘stalkear’ o husmear al resto. Se ha pasado de contar cuentos a contar cuentas.

Hay que tener mucho cuidado con lo que se alimenta a los hijos: “Los padres no tienen que perder nunca que son un referente” y es esencial que los adolescentes reciban una educación en temas emocionales. “Si tu hijo está con complejos tenemos que estar acompañándolos”, ha aconsejado Paoli.