Domingo, 17 de Octubre de 2021

Otras localidades

Opinión

Recuperar

"No miro el mundo: lo superviso. Está ahí pero la mayor parte de las veces me resulta indiferente"

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Aquí, en Buenos Aires, nada ha cambiado mucho. Vivo, como tantos, en una de esas grandes urbes que parecen desmanteladas por el contacto con algo corrosivo que las ha dejado a medio camino de todo: nada está tan mal pero tampoco tan bien; nada provoca tanto pánico como antes pero el pánico no se ha ido y permanece pegado a las cosas de la misma manera en que el malhumor permanece pegado a ciertas personas como una bruma opaca. Las cosas que suceden –las obras de teatro en espacios con aforos limitados, los cines que estrenan películas ya viejas, los bares donde se imposta una alegría de bajo voltaje, los restaurantes gélidos, con todas sus ventanas abiertas y medio vacíos- no parecen cosas reales sino un eterno ensayo general en el que nada termina de ajustarse, una obra cuya fecha de estreno permanece incierta. Ya nada me interesa con mucha nitidez. No miro el mundo: lo superviso. Está ahí pero la mayor parte de las veces me resulta indiferente. Con su copla atrasada de presente continuo, con su letanía de sólo por hoy porque mañana las reglas pueden cambiar. ¿Pero quién habla de estos asuntos? Aplacados los miedos del principio, andamos en el limbo, soportando la resaca de lo que no termina. Sin embargo a veces, como hoy, salgo a la calle muy temprano, dejando en mi casa un panorama de individuos dormidos y gatas recostadas en el sofá o en las sillas, y me topo afuera con esta luz inmensa, con el cielo funcionando como un transistor azul y tenso, vacío y bello como un salón de baile abandonado, y susurro -detrás de mi barbijo- una canción que no conozco pero que no invento, un canto acumulado, y mientras camino rápido, cuadra tras cuadra, toda bruma empieza a disiparse y siento que hemos perdido mucho más de lo que imaginamos pero que hoy, en esta mañana inadmisible, impura, impropia, burda, pagana, yo me alegro: me alegro de haber perdido para poder recuperar.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?