Miércoles, 27 de Octubre de 2021

Otras localidades

Trastornos sueño

El mito de dormir ocho horas

Cronobiología del sueño. ¿Cómo podemos descansar mejor?

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

¿Meterse en la cama cada noche implica descansar? La Sociedad Española de Neurología (SEN) estima que más de cuatro millones de personas en España sufren algún trastorno de sueño crónico y grave.

El consumo de fármacos para dormir también asciende. El último informe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes admite que nuestro país encabeza el consumo mundial lícito de ansiolíticos, hipnóticos y sedantes, que en 2020 aumentó un 4,5% y superó las 91 dosis diarias por cada 1.000 habitantes. “Nos estamos encontrando con más niños pequeños que toman medicación para dormir: antihistamínicos y melatonina. Es algo que nos preocupa”, señala el psicólogo experto en crianza, Alberto Soler, autor de Niños sin etiquetas.

“Dormir ocho horas es un mito. Cada persona necesita unas horas diferentes de descanso. Las pastillas para dormir pueden formar parte del tratamiento, pero la solución es la higiene del sueño”, afirma, Gonzalo Pin, médico especialista en sueño y coordinador de la unidad de sueño del Hospital Quirón de València.

Insomnio en adultos y en niños

El sueño refleja cómo vivimos. “Es ritmo. Cada 10 años el ser humano pierde una hora de sueño”, subraya Pin. En relación a la infancia Soler admite que “hasta los 6 meses no comienzan a desarrollar un rimo circadiano, por lo que su ritmo de sueño es ultradiano: muchas siestas a lo largo del día o de la noche de manera indistinta”.

Los estudios epidemiológicos admiten que hay una tendencia mundial hacia la duración del sueño subóptima y la mala calidad del sueño en paralelo con esta epidemia de obesidad. “La grelina y la leptina modulan el hambre, cuando no descansamos tendemos a una ingesta de productos calóricos como una tarta. Hay una relación directa entre sobrepeso y falta de descanso”, admite Pin.

Ejercicio

Una revisión de Efectos del ejercicio físico sobre la calidad del sueño, el insomnio y la somnolencia diurna en los ancianos admite que el ejercicio físico frecuente o regular podría ser una alternativa superior en general, debido a sus efectos multifactoriales. “Para dormir mejor, hay que vivir mejor. Quien mueve las piernas despierta el cerebro”, comenta Pin.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?