Miércoles, 20 de Octubre de 2021

Otras localidades

Angie Dickinson sopla 90 velas

La actriz de Río Bravo y A quemarropa protagonizó la serie de televisión La mujer policía en los años 70

Angie Dickinson, protagonista de la La mujer policía

Angie Dickinson, protagonista de la La mujer policía / Agencias

El jueves día 30 de septiembre Angie Dickinson cumple 90 años. Aunque la actriz participó en más de 50 películas e infinidad de tv movies y series, su personaje de mujer policía es el más recordado de su carrera. Con él la actriz se convirtió en un icono de la televisión y fue la primera de las muchas series que vendrían después protagonizadas por heroínas que defendían la ley como Los ángeles de Charlie o La mujer biónica. A pesar de todo hoy en día Angie Dickinson reniega de la serie y se arrepiente de haberla hecho. “Hoy en día cada temporada de una serie tiene seis, ocho u once episodios, nosotros hacíamos veintiuno y además nunca gané mucho dinero con la serie. Por eso me arrepiento de veras. No mereció la pena hacerla, me robó cuatro años de mi vida”, dice.

Siempre quiso ser actriz, pero antes de conseguirlo tuvo que ir a la Universidad y trabajar como secretaria algún tiempo. En 1953 quedó segunda en un concurso de belleza y aquello le abrió las puertas de la televisión. Empezó a trabajar en muchas series y programas de televisión. En uno de ellos conoció a Frank Sinatra que se convirtió en su gran amigo para el resto de su vida. Fueron amantes durante diez años, pero nunca se plantearon casarse.

En el cine Angie Dickinson empezó a trabajar a mediados de los años 50 con pequeños papeles en varias películas. Dobló la voz de Sara Montiel en la película Yuma, donde la actriz española hacía de india. En estos primeros años de carrera los estudios quisieron convertir a Angie en otra rubia explosiva, sucedáneo de Marilyn Monroe, como Jayne Mansfield o Mamie Van Doren, pero ella se resistió y no dejó, por ejemplo, que la tiñeran el pelo de rubia platino. En 1959 llegó la película que lanzaría definitivamente su carrera. Howard Hawks la escogió para que interpretara a Feathers, “plumas”, una jugadora de cartas y cantante de saloon que seducía a John Wayne en el western Río Bravo.

Los años 60 son la mejor etapa de la carrera de Angie Dickinson. Hizo, por ejemplo, de esposa de Frank Sinatra en La cuadrilla de los once. Compartió reparto con Gregory Peck en El capitán Newman, con Maurice Chevalier en Jessica y fue la esposa del sheriff Marlon Brando en La jauría humana. Mostró también una química muy especial con John Cassavetes en el thriller Código del hampa. Pero sin duda la mejor película de Angie Dickinson en esta década fue el clásico de John Boorman A quemarropa, uno de los thrillers más brutales de los años 60 en el que la actriz daba vida a una “femme fatal” que ayudaba a Lee Marvin en su venganza contra los mafiosos.

En 1965 la actriz se casó con el compositor Burt Bacharach con el que compartiría 15 años de su vida. Quince años en los que Angie no fue feliz por las continuas infidelidades del músico. “Él nunca me quiso, ahora puedo decirlo, no me quiso en la forma en la que se debe amar. Quizá lo hacía a su manera, tal vez, pero no sentía respeto por mí”, recordaba.

En 1974 llegó la serie La mujer policía. Se emitió en más de setenta países con gran éxito en todos ellos y, entre otras cosas, provocó en Estados Unidos una oleada de solicitudes de mujeres para ingresar en la policía. Gracias a la serie Angie Dickinson ganó un Globo de Oro y en 1987 el Departamento de Policía de Los Ángeles le concedió un doctorado honorario.

Después de cuatro años dedicada a La mujer policía, Angie Dickinson reapareció en el cine a finales de los años 70 con una nueva imagen, encarnando como pocas actrices la sensualidad madura de una mujer de más de 40 años. Fue en la película de Brian de Palma Vestida para matar, al lado de Michael Caine, que acabaría siendo otro de los más famosos de su carrera.

Pudo haber interpretado el papel que Linda Evans haría luego en la serie Dinastía, pero rechazó la oferta y en los años 80 su carrera empezó a declinar. A partir de entonces se dedicaría a interpretar pequeños papeles tanto en series de televisión como en el cine, donde sus apariciones se hicieron cada vez más esporádicas. La vimos, por ejemplo, en Ellas también se deprimen de Gus Van Sant; en el remake de Sabrina que hizo Sidney Pollack; junto a Gwyneth Paltrow en Duetos o haciendo de vagabunda alcohólica, madre de Helen Hunt y abuela del niño Haley Joel Osment, en Cadena de favores.

En 2007 Angie Dickinson sufrió el mayor golpe de su vida cuando su hija Nikki, fruto de su matrimonio con Burt Bacharach se quitó la vida. Nikki había nacido con el síndrome de Asperger y pasó varios años en un instituto psiquiátrico. Finalmente se suicidó a los 41 años.

Tras la muerte de Nikki Angie Dickinson se apartó definitivamente del cine y la televisión y se alejó de la vida pública. Lo que no ha abandonado nunca es la que ha sido su gran afición durante toda su vida: el póker. Angie Dickinson es una gran jugadora y en 2004, por ejemplo, participó en un programa de la televisión americana en el que distintas celebridades jugaban entre sí. Ahora acaba de cumplir 90 años. Cuando le preguntan cómo se ve a sí misma echando la vista atrás y contemplando toda su carrera, ella lo tiene claro: “Oh, Dios mío. Creo que he sido una perra afortunada”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?