Martes, 19 de Octubre de 2021

Otras localidades

Estrenos Cine | 'Benedetta'

Virginie Efira, la monja lesbiana y revolucionaria: "Benedetta' critica el poder político y religioso"

Es el gran descubrimiento del cine francés, esta actriz belga protagoniza el thriller erótico de época de Paul Verhoeven, director de 'Instinto básico'. En 'Benedetta' hay dildos, crucifijos y revueltas sociales

Virginie Efira, en el pasado Festival de Venecia

Virginie Efira, en el pasado Festival de Venecia / GETTY IMAGES

La carrera de Virgine Efira es diferente a la de otras actrices del cine francés. Hija de médicos belgas, Efira comenzó en la televisión de su país, dando el parte meteorológico. Su salto al cine se produjo con pequeños papeles estereotipados en comedias francesas hasta llegar a una aparición en Elle, la cinta de Paul Verhoeven. "Cuando mi agente me llamó para hacer una prueba para un pequeño papel hace cinco años, muchas actrices dijeron que no porque era muy pequeño, pero yo dije, por favor yo quiero hacerlo. Hice la prueba, rodé la película, fueron solo diez días, pero fue muy intenso", recordaba Efira en el Festival de Cannes, donde Verhoeven y ella presentaron Benedetta, otro filme erótico festivo sobre una monja lesbiana del siglo XVII.

Paul Verhoeven, experto en provocar con su cine, adapta el libro que la historiadora Judith C. Brown escribió en 1987, Sor Benedetta, entre santa y lesbiana,y lo hace divirtiéndose y provocando todo un espectáculo para el público con sexo y con una incitación a la revolución. "Hay muchos elementos divertidos. Cuando conoces a Paul y ves su filmografía entiendes que hay mucha ironía en lo que hace. Me gusta mucho eso porque permite hablar de cosas muy profundas desde otro nivel", nos contaba la actriz que reconocía que durante el rodaje era difícil aguantar la risa en muchas escenas, sobre todo las que comparte con la estricta madre superiora del convento, Charlotte Rampling.

En Benedetta hay dildos hechos con crucifijos, hay orgasmos en la casa del señor, hay revueltas y hay una burla al poder religioso. En Rusia se ha prohibido al considerar que tiene contenido provocativo. Efira le quita importancia a la polémica entorno al filme. "Tenía miedo de que la controversia fuera mayor, pero no ha sido así. He hablado con gente que conozco, que son religiosos y no han visto nada malo, porque entienden el cine de Paul Verhoeven y entienden que el personaje se mueve entre la fe y en cómo lidiar con su libido", contaba la actriz belga. "La película no critica la fe, critica el poder político y religioso. Bartolomea está erotizada pero es normal, es el personaje que desata la pasión. Sin embargo, no lo está mi personaje. Me he descubierto que no soy nada sexi en esta película".

"Creo que eso viene de gente que no ha visto la película y si sacas alguna escena de su contexto. Pero la película tiene muchas capas, habla de muchas cosas. Al final lo que dice Paul Verhoeven es que todo es verdad, que estaba en el libro", reconocía. De hecho, Benedetta existió en realidad. Fue una monja italiana que en el siglo XVII ingresó el convento de Pescia en Toscana, convencida de que estaba en contacto con Jesucristo. Cuanto más tiempo pasaba, más segura estaba de sus visiones, atrayendo así los celos de algunas de las hermanas, porque la envidia es un pecado a que a estas monjas les importa poco cometer.

Verhoven es, sin duda, el director que mejor ha hablado del sexo y la violencia, ahí están Showgirls, pero sobre todo Instinto básico para demostrarlo. Este thriller con Sharon Stone se ha comparado con Benedetta. "La vi con quince años y me divertí muchísimo. Mi novio no la había visto y la vimos hace dos años. Creo que Benedetta tendrá la misma curiosidad dentro de diez años". 

Director experto en rodar escenas de sexo y desnudos, algo que dio confianza a la actriz de películas a la que habíamos visto en papeles completamente diferentes, como el de Adiós idiotas -con el que estuvo nominada al César a mejor actriz- o el de El reflejo de Sybil. "Para los desnudos es mejor tener a un director que ame como él todo lo que rodea a la sexualidad. Si es un coito ilustrativo, no me interesa, pero en él hay una mirada en cada cosa que hace y eso me da confianza. El guion es brillante, si hubiera otro director, pues no sé qué hubiera pasado. Hay muy pocos directores que se hayan interesado en ese específico lenguaje corporal", explicaba.

Sobre lo que le gusta de la película, destaca la metáfora que puede establecerse con el cine. "Habla del poder de las creencias, de la fe. De que hay algo más grande que nosotros y de alguna manera cuando haces una película también hay un acto de fe, porque hay algo más grande que tú cuando lo estás haciendo. Es de alguna manera una creencia colectiva".

En esa creencia colectiva que es el cine, ella tiene fe ciega. Y parece que la industria francesa se la devuelve con más papeles y películas. La veremos junto a Quim Gutiérrez en Madeleine Collins, película que se presentó en Venecia, festival donde ella fue jurado. Trabajará con Tahar Rahim en una versión de Don Juan y con la directora Alice Winocour en Revoir Paris.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?