Viernes, 21 de Enero de 2022

Otras localidades

HOY POR HOY DESDE CÁDIZ HOY POR HOY DESDE CÁDIZ Especial 'Hoy por Hoy' con Àngels Barceló desde Cádiz
Psicología

¿Por qué nos falta tiempo para todo?

El escritor y periodista Francesc Miralles explica por qué a veces no importa tanto el que tengamos libre, sino a qué damos prioridad

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Según el psicólogo Xavier Guix la expresión “no tengo tiempo” es una falacia. El tiempo son los railes por los que pasa nuestra vida. Nuestra existencia entera se compone de tiempo. Otra cosa es a qué lo dedicamos, dónde ponemos la prioridad. 

El escritor y periodista Francesc Miralles explica que existen seis perfiles psicológicos en función de cómo gestionamos nuestras horas:

1) El velociraptor. Vuela de un lugar a otro, en un estado de alerta permanente, tratando de cubrir el máximo de tareas. Su optimismo con la agenda es desaforado, y siempre encuentra espacio para un compromiso o misión más. Esto le obliga a correr sin cabeza, tomando taxis para llegar justo o tarde a cada lugar. Al terminar la jornada, siente que no ha hecho ni la mitad de lo que había previsto, lo quele genera frustración. Las citas con el velociraptor son breves, porque siempre tiene que salir hacia otro lado, y a menudo provoca embrollos con la agenda. Es habitual que se robe horas de sueño para poder abarcar un poco más, aunque sea pagando un alto precio para su salud.

2) El procrastinador. "Mañana" es su palabra favorita, o "después", en su versión más suave. Este perfil tiene verdaderos problemas para empezar cualquier cosa, aunque sea de vital importancia para sí mismo. Se pierde en los preparativos, que en el fondo son una forma de retrasar el inicio de lo que debería estar haciendo ya. Un ejemplo clásico sería el estudiante que dedica el primer día de estudio a ordenar sus apuntes y hacer un calendario de las páginas que asimilará por día.

3) El precrastinador. Un artículo reciente del New York Times hablaba de un nuevo cronoperfil que es el reverso del anterior. Se trata de aquellos a los que la ansiedad les lleva a anticiparse a todo. El precrastinador llega al supermercado unos minutos antes de que abra, entrega su trabajo con una semana de antelación —por si algún accidente le impidiera hacerlo los últimos días— y se presenta a las citas siempre antes que tú. Detrás de este vivir en modo anticipado hay el miedo a no cumplir o a que las cosas se tuerzan. Mejor llegar antes de que el mundo se venga abajo. Una situación común de precrastinación se produce en las puertas de embarque, donde aunque los pasajeros tienen su asiento en el vuelo, hacen cola —a veces de media hora o más— cuando podrían estar cómodamente sentados hasta que se abra el paso. Vivir siempre con el chip de "antes de" supone una constante pérdida de tiempo, ya que, como reza el dicho popular: "No por mucho madrugar amanece más temprano".

4) El o'clock o puntual. Se obsesiona con convertir su vida en un mecanismo de relojería. Tiende a llevar una agenda milimetrada en la que llena cada casilla con una cita o actividad. Tiene miedo a "perder el tiempo", por eso necesita ser productivo. Paradójicamente, esto hace que no acabe disfrutando verdaderamente de nada, ya que todo se convierte en obligación y compromiso, con lo que está perdiendo su tiempo. Se enfada a menudo ante la impuntualidad de los demás, o cuando las cosas no suceden con la eficacia que desearía. Esto hace que esté en un constante estado de irritación.

5) La persona simultánea. Quien sigue este patrón necesita hacer siempre varias cosas a la vez, ya que piensa que de este modo "ahorra tiempo". Consigue hacer muchas cosas, pero con un bajo nivel de atención, lo que provoca no pocos accidentes y errores. Este perfil pone la cantidad por encima de la calidad. Mientras camina por la calle, actualiza las redes sociales en su smartphone, bajo riesgo de chocar con otros peatones o contra una farola. En las reuniones familiares o de amigos, sigue con su alma en la oficina, contestando a llamadas o correos, o pensando en otras cosas. No se entera de lo que está sucediendo a su alrededor porque está siempre "en otra parte".

6) El tardón. Todos tenemos el típico amigo que usa las excusas más diversas para justificar sus retrasos. Son los que, cuando estás quedando con ellos para un plan, proponen: "te paso a buscar entre las once y las doce", como si esa hora fuera algo vacío que pudieras despreciar. Hay tardones muy narcisistas, tanto que utilizan la impuntualidad como un mecanismo de poder para someter a quien les está esperando.

Los ladrones de tiempo

Napoleón Bonaparte nos advertía de que "hay ladrones a los que nadie castiga pero que nos roban lo más preciado que tenemos: el tiempo". Veamos algunos de los más comunes:

— Gente desocupada. Está comprobado que quienes más pierden el tiempo son expertos en consumir el de los que menos tienen.

— Compromisos sociales a los que asistimos bien por obligación o porque no sabemos cómo negarnos. Cada vez que dices sí a una cosa de forma automática, estás diciendo no a otra que seguramente te importa mucho más.

— Compras de última hora. ¿Cuántas veces vamos a comprar sin planificar la lista "por falta de tiempo"? Esta forma irreflexiva de actuar nos roba muchísimo más tiempo del que creíamos estar poniendo en juego, dado que terminamos yendo a comprar más veces y a más tiendas, amén de que además suelen ser más caras.

— Grupos de Whatsapp y otros chats. Desconocidos hace dos décadas, son verdaderos devoradores del tiempo. No hay nada más destructivo para una hora que queremos dedicar a algo de valor —aunque sea leer un buen libro— que una docena de personas mandando tonterías, por el solo hecho de que no se paga por enviar mensajes. A no ser que ser trate de una obligación académica o laboral, salirse educadamente de los grupos de Whatsapp equivale a cortar una fuga de segundos, minutos y horas que acaba vaciando nuestra vida.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?