Sábado, 27 de Noviembre de 2021

Otras localidades

Premios Platino

El maravilloso discurso de Diego Luna que 'todes' deberían escuchar

El actor mexicano recibe el Premio Platino de Honor y reivindica, utilizando el género neutro, una salida comunitaria e integradora de la pandemia con una industria iberoamericana con voz propia

El actor mexicano Diego Luna posa con el Premio Platino de Honor

El actor mexicano Diego Luna posa con el Premio Platino de Honor / Víctor Lerena (EFE)

Hace veinte años, Diego Luna y Gael García Bernal, ganaban el Premio Marcello Mastroianni en el Festival de Venecia. Lo hacían por una de las películas que marcó a una generación y que puso en el mapa internacional a un director, Alfonso Cuarón, a dos actores jóvenes como ellos, y a toda la cinematografía mexicana. Era Y tu mamá también, una historia de dos amigos en un viaje con Maribel Verdú. De aquello han pasado dos décadas, muchos trabajos en México, España, Europa y Estados Unidos. Diego Luna ha estado hasta en el universo Star Wars. También decidió dirigir sus propias historias, Abel o Mr Pig, son algunas de ellas.

Ahora vive un momento placentero. Dice que se ha recolocado en la vida, que ha hecho un camino para entenderse a sí mismo y su concepto de familia. Usa lenguaje no binario con sus hijes mientras presenta su primera serie como creador, Todo va a estar bien, y también para reivindicar una industria iberoamericana propia y fuerte al recibir el Premio Platino de Honor. El actor mexicano ha pronunciado el discurso más emocionante de la noche al recoger la estatuilla a toda su trayectoria: 

“La pandemia nos trajo la certeza de una responsabilidad inminente. No podemos volver a lo mismo. Sería una pena regresar donde estábamos y no aprovechar la oportunidad que estos momentos tan complejos nos traen. Sería casi un suicidio colectivo. Nos toca replanteárnoslo todo. Nuestra relación con esta Tierra que hemos destruido en nombre del progreso y del desarrollo, nos toca vivir con mayor empatía y curiosidad por las otras y los otros, una responsabilidad que toca además lo más íntimo y lo más privado, que debe acompañar a lo profesional pero además transformar nuestro comportamiento en la arena pública. Nos toca sanar lo que ha pasado y no evitarlo, no hacer como que no pasó.

Somos parte de una comunidad que debe poner el ejemplo, una comunidad con todo el potencial si nos sabemos actuar en conjunto. Tenemos que lograr que las distancias entre nuestras industrias se acorten, entender que el alcance de nuestras historias no se limita a nuestras fronteras. No basta con sentarnos una vez al año y festejar nuestros proyectos. Hay que pensar en bloque, por saber que la colaboración entre todes solo nos fortalece. Las narrativas dominantes globales terminan determinando nuestros sueños y anhelos. Que no pase. Nos toca a todos, a todas, a todes, contar nuestros cuentos. Nadie mejor que nosotres para hablar de nuestro contexto. Adueñémonos de esa narrativa y por favor no emulemos lo que otras industrias y otros mercados han hecho. Inventemos la nuestra, confiemos en nuestro talento, en nuestra creatividad y el poder de lo específico. Las audiencias y nosotres aquí nos lo merecemos. Agradezco ser parte de esta comunidad, lo vivo con orgullo, pero nos falta mucho”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?