Sábado, 04 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Violencia obstétrica

Violencia obstétrica, la otra cara del parto

Psicólogos, enfermeras, ginecólogas y matronas dan voz a una práctica invisibilizada que reciben muchas mujeres

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

La violencia obstétrica la padecen las mujeres durante el embarazo, parto y postparto en los diferentes ámbitos sanitarios. Esto, aunque a priori lo parezca, no es un término nuevo. "Se tratar de una modalidad de la violencia de género, pues estas actuaciones médicas, derivan de una atención paternalista y la aplicación de una visión androcentrista a los procesos reproductivos de las mujeres", afirma Xusa Sanz, enfermera y especialista en salud de la mujer. "Son aquellas prácticas y rutinas que o bien están fuera de la evidencia científica y aquellas prácticas que afectan a los derechos humanos, aunque generalmente ambos hechos suelen ir juntos", añade la ginecóloga, Míriam Al Adib Mendiri.

La Organización Mundial de la Salud hizo una declaración en 2014 para acabar con la falta de respeto durante el parto. Por otra parte, la Organización de Naciones Unidas (ONU) la calificó en 2019 de "fenómeno generalizado". "La OMS recomienda solo realizar la inducción al parto cuando existe una indicación médica clara y los beneficios superan los posibles daños. No se dispone de evidencia suficiente para recomendar la inducción embarazos sin complicaciones en las 41 semanas. El 70% de inducción en primíparas acaba en cesárea o fórceps", explica Sanz.

Concepción Roger es doctora en psicología y lo explica así: "Cuando hablamos de violencia obstétrica no hablamos solo de cesáreas, episiotomías o inducciones innecesarias. El concepto también incluye situaciones de violencia psicológica como tratar de manera infantil o paternalista a las mujeres, humillaciones, insultos, faltas de respeto, vejaciones o violación de su intimidad".

Falta de información

Por otra parte, el psicólogo Alberto Soler, especialista en crianza, subraya que "hay prácticas que se consideran abusivas como impedir que la mujer pueda estar acompañada por la persona de su elección durante el parto o separarla de su bebé después de nacer sin un motivo justificado. Con la pandemia muchas de estas situaciones se han incrementado, pero no deberíamos permitir retrocesos en los avances que se habían conseguido en la atención de las mujeres en el parto en los últimos años".

Un estudio de la Universitat Jaume I realizado entre 2018 y 2019 muestra estuvo compuesta por 17.541 cuestionarios, que representaron a todas las comunidades autónomas españolas. De nuestra muestra, el 38,3% percibió haber sufrido violencia obstétrica; el 44,4% percibió que se había sometido a procedimientos innecesarios y/o dolorosos, de los cuales al 83,4% no se les solicitó el consentimiento informado. "La violencia obstétrica es paternalismo sanitario exacerbado por el género. Necesitamos auditorías externas y formaciones específicas en materia de género y relaciones de poder para combatirla", admite la matrona Lidia Lestegás.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?