Martes, 30 de Noviembre de 2021

Otras localidades

Un psicópata llamado Gilles de Rais

En principio, tal vez este nombre no les diga nada, pero si saben que fue popularizado como «Barba Azul» por Charles Perrault, y que además fue el defensor y paladín de Juana de Arco, seguro que la cosa cambia

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Tras una infancia complicada, llegó a mariscal de Francia a los 25 años de edad al ganar varias batallas en la guerra de los Cien Años (que realmente duró 116). Y se convirtió en uno de los mayores psicópatas y pedófilos que ha conocido la humanidad. Según nos comenta Juan Antonio Cebrián en su excelente obra El mariscal de las tinieblas (2005), se rodeó de toda suerte de inventos de la época. El barón de Laval –éste era otro de sus títulos– los guardaba en sus castillos de Tiffauges y Machecoul para deleite de los congregados, y en este sentido Gilles favoreció la construcción de máquinas curiosas como golondrinas mecánicas que cantaban y autómatas humanoides que se accionaban mediante mecanismos rudimentarios. Se rodeó de alquimistas y nigromantes como Francesco Prelati para conseguir la Piedra Filosofal y convertir el plomo en oro, propiciando la construcción de laboratorios científicos muy avanzados para la época.

Y también realizó un gran acontecimiento teatral y fastuoso que pagó, propulsó y casi le arruinó. Veamos lo que nos dice Cebrián al respecto: «Como homenaje a ella (Juana de Arco) esquilmó sus arcas extrayendo de ellas ochenta mil coronas de oro que le sirvieron para producir el mayor montaje teatral que había contemplado Europa en toda su historia. “El misterio del sitio de Orleáns” se estrenó en dicha plaza en la primavera de 1435, para asombro de los afortunados que pudieron asistir al evento. La obra teatral tenía lugar todos los días, iniciándose al alba y concluyendo con el crepúsculo. Se representaba por escenarios, calles y rincones de la ciudad liberada por Juana de Arco seis años antes y, desde luego, su vistosidad y empaque no encontraban parangón en la crónica escénica de los siglos. Era, de facto, una reconstrucción total de los hechos que llevaron al levantamiento del sitio de Orleáns. El texto estaba escrito en versos octosílabos asonantados que completaban un total de más de veinte mil líneas. Ciento cuarenta actores y actrices recitaban los pasajes y otros quinientos actuaban a modo de figurantes en escenas multitudinarias».

A partir de aquella época empezó su ruina económica y mental. Secuestró y mató a niños y jóvenes. Hasta 140 reconocidos, aunque seguramente serían muchos más. Fueron 36 años de vida de auténtico horror que terminó de la peor manera para él y su familia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?