Martes, 25 de Enero de 2022

Otras localidades

Un Libro Una Hora

'Colmillo Blanco': la viva representación del conflicto entre el amor y el odio

Es una novela magnífica que supone un disfrute de principio a fin, llena de acción, emociones, paisajes extraordinarios, violencia y amor

Jack London, pseudónimo de John Griffith Chaney, nació en San Francisco, en 1876 y murió en California en 1916. Su vida estuvo repleta de aventuras. Con 14 años dejó de estudiar y desde entonces trabajó como obrero, agricultor, pescador e incluso contrabandista y durante largos periodos fue un vagabundo, viajando en trenes de carga. Fue corresponsal de guerra en Corea y viajó a Alaska dejándose llevar por la fiebre de oro. Y es uno de los autores esenciales de la literatura norteamericana.

Es el autor de 'La llamada de la selva', 'Colmillo blanco', 'Lobo de mar' o 'Martin Eden', pero también fue un magnífico autor de relatos. 'Colmillo Blanco' se publicó en 1906. Es una novela magnífica. Un disfrute de principio a fin, llena de acción, de emociones, de paisajes extraordinarios, de violencia y de amor.

'Colmillo Blanco' tuvo un éxito inmediato a nivel mundial cuando se publicó, especialmente entre los lectores jóvenes. Robert Greenwood describió 'Colmillo Blanco' como "una de las más interesantes y ambiciosas obras de London". Tom Feller describre la historia como "una alegoría del progreso de la humanidad desde la naturaleza hacia la civilización" y señala que la novela indaga en cómo la metamorfosis tanto del individuo como de la sociedad necesitará de violencia en algún momento".

Una protesta contra la 'humanización' de los animales

Jack London se identifica con las palabras de Herbert Spencer sobre la "supervivencia del más apto" y con el concepto de "superhombre" de Nietzsche y el de "culto del poder", así como con el determinismo: Colmillo Blanco sobrevive gracias a la extraordinaria herencia de sus padres y las condiciones extremadamente hostiles en las que se cría que le permiten adaptarse al medio.

Al poco tiempo de la publicación del libro, Jack London fue blanco de lo que más tarde se llamaría 'La controversia de los falsificadores de la naturaleza', un debate literario que evidenció el conflicto entre la ciencia y los sentimientos en las obras populares sobre el mundo natural. London contestó: "Fui culpable de escribir dos libros sobre perros. En realidad fue una protesta contra la 'humanización' de los animales. Mis perros-héroes no estaban guiados por razonamiento abstracto, sino por instinto, sensación y emoción, así como razonamiento simple. Además, me aboqué a hacer mis historias acordes con los hechos de la evolución; las enlacé a los hechos descubiertos por la investigación científica".

'La llamada de lo salvaje' de 1903 es como la imagen especular de 'Colmillo Blanco' de 1906. Ambas historias no solo nos hablan de la interacción entre el perro y el hombre, de la domesticación y el regreso a los orígenes, sino también de la naturaleza, de la brutalidad de esta, de cómo las situaciones que vivimos nos condicionan y nos forjan de una forma determinada, muy diferente a como seríamos si hubiésemos vivido en otras.

También son dos obras que hablan de la fuerza, de cuando esta se ejerce de un modo negativo para someter a otros seres, y de cómo el amor establece lazos mucho más sólidos que los que pueda provocar el miedo.

La importancia de la herencia y el medio en el carácter de los personajes

Como señala el blog de Vicens Vives, el paisaje es tan importante en la novela de Jack London como los propios personajes. Detrás de la lucha por la supervivencia del perro lobo, Jack London nos quería transmitir diferentes mensajes. Primero, que solo los más aptos sobreviven. Las teorías de Charles Darwin sobre la lucha por la vida influyeron  en la visión de la naturaleza y la sociedad del autor. Después, que el determinismo pone en duda que las personas sean responsables de sus propios actos y que puedan controlar su destino. De ahí la importancia de la herencia y el medio en el carácter de los personajes.

Muchos críticos señalan que 'Colmillo Blanco' es la viva representación del conflicto existente entre el amor y odio, que ha sido objeto de fuertes debates entre los hombres y los animales. Jack London nos cuenta la historia desde el punto de vista del animal, no de los personajes humanos. Esto nos permite empatizar con Colmillo Blanco, conocer sus sentimientos, miedos e inquietudes, nos hace partícipes de sus reflexiones, tiene sentimientos y capacidad para diferenciar el bien y el mal. Esta novela para muchos críticos representa una autobiografía de su propio autor.

Los últimos audios de Un Libro Una Hora

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?