Miércoles, 08 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Las palabras de Otegi son muy importantes, pero aún les falta algo

Los únicos responsables de que la violencia se prolongara en el tiempo y de que no se llegara a Aiete antes son ellos, son los terroristas y la izquierda abertzale que les dio cobertura

No tiene sentido llevar años pidiendo esta condena, este reconocimiento del dolor, y ahora que llega decir que es hipócrita

Mañana se van a cumplir diez años del anuncio del fin de la violencia de ETA. Esa noche, tras el comunicado de la banda terrorista, hicimos un programa especial, seguramente el 'Hora 25' más emocionante que habíamos hecho nunca. Entonces, nos preguntábamos sobre qué bases, sobre qué pilares iba a construirse la convivencia en Euskadi. Desde esa misma noche y hasta ayer no dejamos de preguntarle a la izquierda abertzale por la condena del terrorismo, por el dolor infringido a las víctimas de ETA, la respuesta siempre eran evasivas o como mucho, el reconocimiento del dolor de todas las víctimas, todas. Las víctimas de ETA, el dolor de sus familias, no merecían un reconocimiento específico a su dolor.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Ayer, casi diez años después del histórico momento del fin de ETA, Otegi pronunció la frase a la que se habían negado durante tanto tiempo: "Queremos trasladarles a las víctimas de la violencia de ETA que sentimos su dolor y afirmamos que nunca debería haberse producido" y añadió que "No se debería haber prolongado tanto en el tiempo, deberíamos haber llegado antes a Aiete", el lugar donde se gestó el manifiesto previo al anuncio del fin de ETA. Los únicos responsables de que la violencia se prolongara en el tiempo y de que no se llegara a Aiete antes son ellos, son los terroristas y la izquierda abertzale que les dio cobertura.

Por eso las palabras de ayer de Otegi, son importantes, muy importantes, pero les falta todavía el reconocimiento de la responsabilidad incuestionable en negarse a aceptar la vía democrática para alcanzar sus objetivos políticos y mantener el terrorismo, la muerte, la extorsión, el dolor, como única estrategia.

Aún sin este reconocimiento, en estos diez años, Euskadi ha avanzado hacia la normalidad y la propia izquierda abertzale se ha aprovechado de ello. Están representados en todas las instituciones y participan en ellas como durante tanto tiempo se había pedido. Del terrorismo queda la huella del inmenso dolor de las víctimas y la provocación de los que siguen homenajeando a los etarras, pero Euskadi lleva diez años en paz. Las palabras de ayer de Otegi avanzan en esa normalidad, sobre todo, la de la izquierda abertzale, aunque todavía les falte.

Y lo que no tiene sentido es llevar años pidiendo esta condena, este reconocimiento del dolor, y ahora que llega decir que es hipócrita. También la derecha en este país tiene que normalizar la situación y no darle tanta importancia al cálculo político y electoral. También su postura es indispensable para fabricar esos pilares sobre los que se debe asentar la convivencia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?