Domingo, 28 de Noviembre de 2021

Otras localidades

De las bombas a los votos

"Algo de eso conecta con las reacciones a las palabras de ayer de Arnaldo Otegi, lo de lamentar el dolor provocado a las víctimas de ETA, aunque sin condenar explícitamente el terrorismo. Yo creo que hay que distinguir, que hay niveles diferentes de reacción. En la piel de una víctima, por ejemplo, no me puedo meter ni yo ni nadie. Hay víctimas que han saludado ese gesto de Otegi y creen que puede ayudar; y las hay que no", la opinión de Carles Francino

España tiene una afición muy curiosa, que consiste en reivindicar y elogiar hasta la náusea, cuando mueren, a personas que han sido objeto de todo tipo de ataques mientras vivían. Por eso no creo que nadie pueda molestarse si en un día tan especial como este recuerdo a Alfredo Pérez Rubalcaba, una de las personas que más y con mayor ingenio político contribuyó al fin de ETA, del que hoy precisamente se cumplen diez años. De todas formas, no lo traigo a colación para glosar su trayectoria o recordar eso que dijo de que en España se entierra muy bien, sino para recuperar un aviso que lanzó casi al final de su vida: “La política española -advirtió por aquel entonces- es más hostil de cuanto lo ha sido jamás; pero no tanto por los agentes o circunstancias exteriores como por su propia endogamia y sus mecanismos autodestructivos”.

Bueno, dos años y medio después resulta evidente que sus reflexiones cayeron en saco roto. Y algo de eso conecta con las reacciones a las palabras de ayer de Arnaldo Otegi, lo de lamentar el dolor provocado a las víctimas de ETA, aunque sin condenar explícitamente el terrorismo. Yo creo que hay que distinguir, que hay niveles diferentes de reacción. En la piel de una víctima, por ejemplo, yo no me puedo meter; ni yo ni nadie. Hay víctimas que han saludado ese gesto de Otegi con un “algo es algo” y creen que puede ayudar; las hay que no, que lo consideran “inútil, vacío y poco sincero”. Yo sobre eso, cero comentarios. Pero otra cosa son las lecturas políticas y ahí sí creo -sinceramente- que todos podemos tener una opinión; y expresarla. Y lo que yo pienso…es que, no sé…me resulta difícil no ver, no aceptar que esto suma; poco o mucho, no lo sé, pero suma. Porque hace diez años, eso que llamamos izquierda abertzale -después de mucho tiempo justificando, apoyando, jaleando el terrorismo- no estaba para nada en esa tesitura. O sea que algo se ha movido y yo creo -es mi modesta opinión- que cualquier paso en esa dirección debería ser bienvenido. ¿Que Otegi o quien sea busca sacar rédito político con todo esto? Pues claro. ¿Que han conseguido situarse otra vez en el foco y que hablemos todos de ellos? También. y luego que si el apoyo de Bildu a los presupuestos o el interés del PP por cargarse al Gobierno…todo eso diríamos que forma parte del juego. Las víctimas van aparte, pero aquella disyuntiva de “o bombas, o votos” que planteó Rubalcaba, ya tiene respuesta. Y de eso, de eso concretamente, no creo que nadie pueda dejar de alegrarse.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?