Domingo, 28 de Noviembre de 2021

Otras localidades

Las infinitas crisis de Haití

Haití sufre todas las grandes crisis globales: económica, alimentaria, sanitaria, climática y de seguridad

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

El pueblo haitiano siempre se ha reconocido como fuerte y resiliente. Ha tenido que serlo a la fuerza. Haití reúne todos los elementos de las grandes crisis globales, la económica, la alimentaria, la pobreza, la crisis climática, los desastres naturales... Se encuentra en la peor situación de su historia desde la independencia, lamenta Stevelson Eduoard, director del área de Gestión Social de la Fundación América Solidaria, socio local de Manos Unidas en Haití.

Hace tres meses que no hay gasolina en los surtidores, ni tampoco un Gobierno que tome decisiones, pero el país sigue funcionando “porque la gente siempre busca una manera de adaptarse”, reconoce Edouard. En esta situación el reparto de ayuda humanitaria se complica, con el reciente secuestro de misioneros de Estados Unidos.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

El cooperante asegura que según las estadísticas desde enero de 2021 se han producido en el país más de 700 secuestros. “Se considera como un nuevo negocio en este en este último año”, sin diferenciar entre clases, todo el mundo está expuesto a ser secuestrado por las pandillas.

La impunidad con la que actúan los grupos armados llegó a su máximo nivel con el asesinato de la persona más protegida del país, el presidente Jovenel Moïse el pasado 7 de julio, en su propia residencia. A día de hoy la investigación todavía no ha aportado ninguna respuesta clara sobre los grupos extranjeros que participaron en el asesinato. Y el Gobierno actual, dice Edouard, “no tiene ningún interés en que el pueblo haitiano sepa lo que está pasando”.

Seguridad y un sistema sanitario frágil

Stevelson Eduoard tiene en su recuerdo el asesinato en plena calle de su amigo de la universidad un 9 de octubre de 2011. Esperaba al autobús para volver a casa cuando lo asaltaron y murió en el hospital sin recibir ninguna atención durante horas. No tenían sangre para operarlo, ni médicos ni material suficiente. “Para mí no lo mataron las pandillas en la calle, sino el sistema de salud”, sentencia.

Las debilidades del país quedan al descubierto en estos casos, como en el de otro amigo cercano del cooperante secuestrado hace dos semanas a la salida del trabajo. “A pesar de que la familia y los amigos colectamos dinero para pagar el rescate, lo guardan algunos días y tiene consecuencias psicológicas que le impiden permanecer en el país”.

Estos sucesos tienen además consecuencias sociales, económicas y migratorias a largo plazo en las familias que se quedan sin el miembro que lleva el dinero al hogar y que tienen que emplear todo lo que tienen para pagar los rescates de las pandillas.

Quienes huyen del país por su seguridad son profesionales, el futuro de Haití, lamenta el cooperante. Personas que buscan una vida y que, en muchos casos, como quienes cruzaron a Estados Unidos, reciben una dura respuesta en la frontera que a Edouard le recuerda al periodo de esclavitud.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?