Lunes, 06 de Diciembre de 2021

Otras localidades

PSOE

José Luis Rodríguez Zapatero: "Arnaldo Otegi contribuyó decisivamente al fin de la violencia"

Aimar Bretos entrevista al expresidente del Gobierno, justo en los días en los que se conmemoran los 10 años del fin de la violencia de ETA

Aimar Bretos ha entrevistado este lunes a José Luis Rodríguez Zapatero en un momento político clave en España. Estos días se conmemoran los 10 años del fin de la violencia de ETA, un hecho que tuvo lugar durante el último año de gobierno de Zapatero. Además, todavía resuenan las palabras de uno de los líderes de la izquierda abertzale, Arnaldo Otegi, que aseguro que "sentía" el dolor de las víctimas de la banda terrorista. De esto y más habla el expresidente del Gobierno en Hora 25.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

El tiempo es el gran misterio de nuestra existencia y seguramente el echar la vista atrás en acontecimientos como el fin de ETA hay dos sentimientos que se mezclan: el recuerdo trágico y la esperanza que se produjo con el fin de la violencia. Lo he vivido como una reflexión de que quizá la violencia política en un país que estuvo casi un siglo con violencia política. La democracia superó la última gran asignatura, que era que no hubiera violencia política. Fue de una forma muy notable porque huno una decisión unilateral, sin condiciones y para siempre. Como hemos recordado tanto terror, tanto sufrimiento, recordar para siempre es decir que podemos vivir de otra manera. 

Sin duda, la esencia es la capacidad de resistencia de una sociedad democrática y la forma de no admitir el asesinato y admitir los votos y la convivencia. ¿Cuál fue el factor final? El proceso de diálogo que abría con la banda terrorista ETA, el encuentro de Jesús Eguiguren y Arnaldo Otegi... Eso abrió un camino que creció, creció y creció, permitiendo algo que estaba ya en la izquierda abertzale de hasta dónde nos lleva esto. Si eso no se hubiera producido es probable que no se hubiera producido el final. Sabemos que la terrible inercia de una organización que decide matar sin conseguir objetivos es muy difícil parar sin conseguir nada. Exaltar la política, el diálogo, la capacidad de persuasión de los valores democráticos. 

Hay dos temas que son muy importantes en los que ojalá podemos ser más explícitos: el papel de personas de fuera del país, facilitadores, que estuvieron de forma casi diaria con la cúpula y que hablaban con nosotros y nos trasladaban cómo era ese proceso de consulta a los miles de integrantes de la banda para que dijeran 'sí, vamos a dejarlo'. Esto se produce sin tener nada acordado ni ninguna garantía de nada. Me preocupa que se diga "la organización estaba muy debilitada". Hay algunas personas que sabemos lo que era aún. Pasaron casi 10.000 personas por comisarías, con denuncias, vinculadas al terrorismo y que cometieron más de 3.000 atentados y que tuvieron entre 150.000 y 200.000 votos. Otra cosa que quizá no se conozca con toda su dimensión es el papel jugado, y habrá testimonios, por los líderes de la izquierda abertzale y por Arnaldo Otegi, que fueron quienes iniciaron ese proceso para el fin de la violencia. La otra persona que tenía la información era Alfredo Pérez Rubalcaba y la mía es la que queda. Tendré que dejarlo de forma más elaborada. Tuvimos una comunicación más directa con esas personas de la izquierda abertzale que tenía decidido que querían acabar con ello. ¿Arriesgamos? Sí, mucho. Políticamente y algunos, personalmente.

La conocía a través de los facilitadores. Ellos estaban en un proceso de ___ LA cúpula que hace ese comunicado histórico y se va a noruega con conocimiento. Espero que en algún momento podamos conocer los nombres de estos facilitadores que son héroes. Trabajaban en una fundación y que hace muchos procesos de paz. Son personas que deciden intentar hacer procesos de paz. Han estado en muchos. Les felicité, emocionados. Ellos lloraron. Fue un final muy inédito de la banda terrorista. 

Fue muy mayoritario. Es una de las claves. Puedo decir que el mensaje que me dieron ese día era que era para siempre y que no iba a haber escisiones. Tengo que testimoniarlo así. Es lo que más nos ha hecho sufrir en democracia, que llegara el final... Nunca más. Esto es intransferible lo que uno siente, lo que uno recuerda... No hay un día de mi vida en el que no recuerde un hecho vinculado a ETA. El país como sociedad debe calcular el valor de la paz, de la no violencia y que nos sirva como lección. Además, afirmar ese carácter y esa impronta de la no violencia. 

Me sentí completamente concernido del atentado de la T4 de forma muy especial pero también de los 13 víctimas mortales durante mi etapa como presidente. Lo sentí como responsable. La primera obligación de un presidente es salvar vidas. Aún recuerdo la muerte de los dos guardias civiles en Capbreton. Hay que ser muy poco sensible para no sentirte responsable. La T4 recuerdo las familias a las que recibimos en Moncloa. Hay una pregunta que me quedará hasta el final de mis días y es '¿Cómo pudo ser?' ¿Cómo pudo ser que tantas personas decidieran disparar y poner coches bomba? Es una pregunta que me preocupa, me angustia y cuando uno toma perspectiva se puede decir que la historia de la humanidad es la historia de la violencia. Son escasos los momentos en los que la civilización pueda avanzar en paz... 

En las instituciones está porque tiene ciento y pico mil votos. Siento tristeza porque Ayuso pertenece a un partido con el que luchamos juntos y con el que deberíamos estar recordándolo juntos. La sociedad española tiene una sensatez muy grande y esos mensajes no se los cree. Hoy no hay violencia, no hay terroristas, no hay ETA y ese recurso utilizado de forma reiterada y banalizando el mal de una manera a la que no te lleva a saber qué es el bien. 

Le doy importancia, le doy trascendencia. Expresan el sentimiento de dolor y pesar. Pesar es sinónimo de arrepentimiento. Nunca se tenía que haber ocurrido. Eso es importante. Y con las víctimas están dispuestos a dar más pasos en la medida que puedan y a pesar de que hay un dolor que no se pueda reparar nunca, pero han dicho que pueden hacer una cosa más. La democracia y la paz nos hace mejor a todos. Espero que puedan hacer más cosas. 

En la declaración de Otegi está ese apunte de que podemos hacer más cosas para paliar. ellos saben cuál es el debate, saben lo que significan esos homenajes. Lo positivo es que salga de ellos esa reflexión y esto es lo que hace irreversible cada paso. Reconociendo el paso que han dado. podrás pensar lo que quieras de Otegi, pero los que sabemos lo que ha pasado lo tenemos que decir. Me siento absolutamente discrepante de muchas de sus opiniones pero fue lo que sucedió. 

Arnaldo Otegi contribuyó decisivamente al fin de la violencia. No sé si fue un proceso evolutivo, si fue un proceso de cálculo político o puede ser una consideración de carácter ético. Pero contribuyó a ello. Siempre debemos ser leales y valorar los hechos. Soy partidario de la generosidad. Si usted viene a la democracia, la democracia le va a escuchar. Si no hubiera habido generosidad y perdón histórico no habría democracias en ninguna parte del mundo. 

Si uno analiza los procesos de este tipo de lucha violenta, terrorista... El proceso del final exige tiempo. Uno de los temas que no se ha comentado sobre el final es la dialéctica que hubo entre los más jóvenes que llegaban a la cúpula muy jóvenes y la posición de veteranos fue decisiva. Puede que tenga un instinto conservador pero pongamos las cosas en perspectiva. Son solo 10 años de una historia de 50 que implicó a miles y miles de personas. En mi opinión, el final fue un final seguramente que la inmensa mayoría de demócratas no esperaban. Un final unilateral, sin concesiones y para siempre. Si esto lo hubiéramos escuchado en los 90, en los 80 hubiéramos pensado que no era posible. Debe ser valorado porque no estaríamos siendo honrados con la historia. No lo digo para que se reconozca. Lo digo para que se valoren las consecuencias.

El reconocimiento más importante lo tiene uno con uno mismo. Es intransferible. No podía transferirlo ni con las personas más cercanas. Tengo una gran tranquilidad de espíritu y porque el final lo llevé a cabo con decencia política. Ir al Parlamento a decir 'voy a negociar con ETA'... Lo importante es que el país se reconozca a sí mismo. El mérito es, en última instancia, de los valores de la vida. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?