Jueves, 27 de Enero de 2022

Otras localidades

¿Por qué se ha roto la transición en Sudán?

Pese a su situación y recursos naturales, Sudán sufre graves conflictos y problemas económicos. Analizamos el contexto político y geoestratégico del país con el experto del IECAH Alfredo Langa

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Un golpe de estado militar ha dado al traste con la transición en la que se encontraba Sudán desde la caída en 2019 de Omar al Bashir, uno de los dictadores más longevos en África y ahora perseguido por crímenes contra la humanidad en la región de Darfur. El mismo ejército que lo derrocó y puso al frente del Ejecutivo a Abdallah Hamdok para que liderara una transición hacia la democracia y el pleno Estado de Derecho es quien ahora le quita el cargo, le detiene y le lleva junto a sus ministros a un lugar desconocido.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Pero este no es el primer golpe de Estado que se produce en Sudán desde entonces. Ya hubo uno el pasado 21 de septiembre que habría sido un intento de la cúpula militar de probar cómo sería tomar el poder de los civiles, que siempre ha sido incómodo para el Comité Militar de Transición, según explica Alfredo Langa, investigador del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH).

En esa cúpula militar se encuentran muchos de los antiguos generales que estaban alrededor de Omar al Bashir, y que veían con incomodidad la posibilidad de unas elecciones que llevaran a un poder civil que los pudiera poner en peligro.

Bachir está a punto de ser enviado al Tribunal Penal Internacional, una cuestión clave en opinión de Langa, que cree que ha podido influir en el golpe militar. “Bachir no era el único dirigente de Sudán, sino que había una cabeza civil islamista, entonces había una dirigencia bicéfala, por una parte, unos islamistas civiles con la gente del Partido Nacional del Congreso y los cabecillas de una facción islamista del Ejército, donde se encontraba Bachir y el actual dirigente del golpe”.

Valor geoestratégico y pobreza

Sudán era el país más grande de África hasta su división en 2011, y tiene una importancia fundamental, asegura el experto, tanto desde el punto de vista de los recursos petrolíferos como por su posición geoestratégica. “Está en la frontera natural entre el norte y el África subsahariana. Es la zona del Sahel y es un estado tapón hacia el sur”, recuerda Langa.

Además, el país posee una gran riqueza de recursos naturales, lo cual se traduce en inestabilidad. “En este caso es una maldición porque en Sudán lo tiene todo y además la mayor parte de los yacimientos petrolíferos se encuentran en zonas que no tienen una demarcación clara desde el punto de vista territorial y que se encuentran en la periferia del poder”.

Pese a todo, los sudaneses sufren una enorme inflación y graves problemas económicos a los que se une la pandemia y la inestabilidad con Sudán del Sur, donde se encuentran gran parte de los recursos que se revierten al norte a través de un oleoducto, una situación que favorece los conflictos armados.

La inseguridad alimentaria se ve incrementada a causa del cambio climático, especialmente en las zonas periféricas como Darfur y las zonas fronterizas con el sur. Una inseguridad auspiciada también por la situación de los vecinos Etiopía, Eritrea y Uganda, con sus propios conflictos y hambrunas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?