Domingo, 28 de Noviembre de 2021

Otras localidades

Hitler, Mussolini o Salazar: ¿Qué ocurre en Europa si se hacen homenajes a dictadores?

Abrimos otra semana la Ventana al Mundo con los corresponsales en Alemania, Italia y Portugal para tratar cómo se trata la apología a sus dictaduras pasadas y cómo es la ley ante la creación de organizaciones y actos en su honor

El 20 de noviembre no es un día cualquiera en España. Fue en 1975 cuando Francisco Franco falleció y se acabó un periodo de 36 años de dictadura. Hoy día existe en nuestro país la Fundación Francisco Franco, que además de ser legal organiza el 20N misas en honor al dictador. Justo a una de ellas organizada en Granada acudió el Secretario General del PP Pablo Casado. ¿Podría ocurrir algo similar en países cercanos a España que también sufrieron períodos dictatoriales? Responden nuestros corresponsales.

Las leyes funcionan

Carmen Viñas, corresponsal en Berlín, ha respondido de manera rotunda: “No existe ninguna fundación en honor a Hitler porque es ilegal hacer apología o propaganda del nacismo. Hay muchas organizaciones que trabajan contra la ultraderecha”. Marina García, en Italia, ha explicado qué no podría hacer una ‘fundación Mussolini’: “No existe como tal pero, en el caso de que sí, no podría retomar un proyecto abiertamente fascista y tendría que entrar dentro del respeto a la Memoria Histórica”. Y en Portugal, país en que se produjo la dictadura más larga de Europa con António de Oliveira Salazar a la cabeza, Lucas Font comenta una situación más parecida a la española: “Existe la Asociación de Historia del Estado Novo, formada por civiles y ex militares, y que intentan contar lo que ellos consideran la verdad sobre el régimen, aunque reconocen que hubo luces y sombras. No tiene apenas seguidores”.

De lo estricto a lo flexible

En Alemania, además de ser ilegal la apología al nazismo, está prohibidos todos los símbolos de organizaciones inconstitucionales, que incluyen entre otros al Ku Kux Klan , al Comunismo por su experiencia con la República Democrática Alemana (RDA) y recientemente se añadió a la ley el Estado Islámico. “La esvástica sólo puede ser enseñada en público tachada y con una clara intención de rechazo”, ha comentado Viñas.

“La Constitución italiana prohíbe volver a crear el Partido Fascista, la formación de Benito Mussolini. Existe una ley específica que prohíbe que haya organizaciones basadas en esa ideología y otra que legisla contra los delitos de odio”, ha explicado García. La creación o pertenencia a organizaciones fascistas tienen penas de cárcel en Italia.

“En Portugal no están prohibidos como tal los gestos, las canciones o los símbolos fascistas, pero sí existe el delito de incitación al odio con penas de prisión para aquellos que creen organizaciones que inciten a la violencia por motivos de raza, religión u orientación sexual”, ha indicado Font.

De vuelta a Alemania, Viñas ha explicado que tanto la Iglesia Católica como la Protestante tienen una postura común de “no aceptar ideologías racistas, populistas, de extrema derecha o etnonacionalistas”. De hecho, y especialmente la Iglesia Protestante, existe un esfuerzo de explicar y distanciar la fe del fascismo. “Lo que no quiere decir que estas ideas no permanezcan hibernando en ciertas regiones de la Iglesia alemana”, ha puntualizado la corresponsal.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?