Miércoles, 26 de Enero de 2022

Otras localidades

ENTREVISTA 'HORA 25' ENTREVISTA 'HORA 25' Sigue en directo la entrevista a Yolanda Díaz
Liga Santander

Memphis rescata al Barça y suma la primera victoria a domicilio en Liga

El neerlandés logró el tanto decisivo en un partido muy polémico en el que debió ser expulsado Parejo y en el cual no se pitó penalti por mano clara de Piqué

El Barcelona celebra el gol

El Barcelona celebra el gol / Getty Images

El FC Barcelona ha vencido al Villarreal en el estadio de La Cerámica por 3-1 en la que ha significado la primera victoria de los culés fuera de casa en lo que llevamos de Liga. El tanto decisivo lo firmó Memphis Depay en el minuto 87 de partido y Coutinho aumentó la renta en el descuento desde el punto de penalti.

Si los partidos del Barça solían tener su culmen en los últimos minutos durante la era Xavi, esta fue una excepción a la regla. En tan solo 10 minutos hubo: posible roja a Parejo, paradón de Rulli a Abde, posible penalti por mano de Piqué y palo de Gavi. En tan solo 10 minutos. Como si el propio Abde fuese el guionista del partido y su electricidad se contagiase dando fruto a virtudes y defectos de ambos equipos. Lo que no esperaba el bueno del hispano marroquí es que su banda fuera el arma de sus rivales.

El VAR no hizo acto de presencia cuando sí debió hacerlo como apuntó nuestro VARman Iturralde González: “Era roja de Parejo y fue penalti de Piqué”. Soto Grado, muy criticado durante el partido, fue incapaz de ver ninguna de las dos.

Pau Torres demostró la superioridad del submarino amarillo con una ocasión muy clara a la salida de un córner. El Barcelona firmó un primer tiempo que fue un despropósito. Un equipo desfigurado y con un boquete en la banda derecha que no vio un gol en contra de milagro.

Xavi tuvo que actuar al descanso y algo de ese trabajo se vio cuando en el minuto 48 y VAR mediante, Frenkie de Jong abrió el marcador en el estadio de La Cerámica. La imagen del Barcelona no mejoró mucho, sino que fue el Villarreal quien bajó el pistón del partido y al que le sentó muy mal el gol en contra.

Con el paso de los minutos los de Unai Emery mejoraron y vieron cómo Samu Chukwueze se aprovechó de un saque de banda en contra para empatar el partido y desesperar a la afición culé.

Lo que nadie se esperaba, ni siquiera el propio Xavi Hernández era que Memphis Depay lograse el 2-1 en el estadio de la Cerámica por un fallo garrafal en la defensa del Villarreal, que protagonizaría el colmo con un penalti de Foyth que transformó Coutinho para poner el 3-1.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?