La VentanaLa Ventana

Música

Arlo Parks: la diva de la Generación Z que el mundo necesitaba

Después de hacerse con el prestigioso Mercury Prize y de ser reconocida como Artista Revelación en los Brit Awards, la joven londinense ha presentado 'Collapdsed in Sunbeams' en Barcelona y este martes lo hace Madrid

Arlo Parks, durante su actuación en el O2 Shepherd's Bush Empire de Londres (Inglaterra), el pasado 3 de noviembre. / C Brandon (REDFERNS/GETTY)

Barcelona

Super Sad Generation fue, para Fuego y Chinchetas, la décima mejor canción internacional de 2019. Un tema adictivo en el que resuenan ecos de Kate Tempest, Amy Winehouse o Portishead. Un lamento melancólico de menos de tres minutos que encierra la angustia vital de una adolescente del extrarradio de Londres, pero que también evoca algo mucho más universal. Dos años, un Mercury Prize y un Brit Award después, de hecho, la crítica sitúa su debut (Collapdsed in Sunbeams) entre los mejores discos del año. Pero Arlo Parks apareció anoche en el escenario de la Sala Apolo de Barcelona —su primera actuación en España— sonriente, suelta y sin ínfulas. Como si tal cosa. 

Más información

Las letras de Arlo Parks hablan de la libertad sexual, de la salud mental y de los momentos jodidos que, a sus 21 años, ya le ha tocado que vivir. El estribillo de Hurt, la canción con la que abrió el concierto, por ejemplo, es como un mantra: "Just know it won't hurt so much forever" (piensa que no dolerá tanto siempre). Pero el público de Barcelona disimulaba tan poco su excitación que la artista londinense no podía contener la gran sonrisa que se le dibujaba entre verso y verso.

Arlo Parks escribió Cola cuando tenía 17 años y, como si estuviese en un confesionario, contó que toda esa negatividad —la letra describe el desengaño amoroso que sintió con una chica de ojos color Coca-Cola— ya ha quedado atrás, pero añadió que tocarla que le ayuda a ser consciente del trecho recorrido... y el publicó sucumbió a su pureza y a su naturalidad.

De Morcheeba a Radiohead

La artista británica ha irrumpido con un sello muy personal —¿indie soul?— pero sus canciones son también como un paseo por algunos de los mejores discos británicos de los últimos 30 años: Morcheeba (Portra 400), Lighthouse Family (Too Good)... Al tocarlos en directo, además, poco a poco construye una atmosfera y su banda, al final, la rompe de forma abrupta con un solo de guitarra o de batería al estilo Radiohead, otra de sus bandas preferidas (aunque ayer no tocase Creep).

Arlo Parks, en la Sala Apolo de Barcelona. / C. G. CANO

Para presentar Angel's Song, inspirada Joni Mitchell y Nick Drake, optó por el minimalismo de su voz y una guitarra. El público reaccionó con tanta emoción que Arlo Parks se sintió "abrazada" y, como estaba gozando de la sensación, pidió un poquito más para fundir todas las voces de la sala en el estribillo de Caroline.

"La voz de su generación"

Arlo Parks baila y se mueve por el escenario como si estuviese en el salón de su casa. Sus gestos evocan ternura y no se da importancia a sí misma, pero en Inglaterra dicen que es "la voz de su generación". Una etiqueta que se ha ganado a pulso con canciones tan emocionantes como Black Dog, en la que se presenta como testigo del crac vivido por uno de sus mejores amigos: "It's so cruel what your mind can do for no reason" (es tan cruel lo que tu mente puede hacer sin motivo).

Si a eso le sumamos temarracos tan delicados como Eugene y canciones en las que alterna el R&B con algo que no está claro si es rap o poesía, como Sophie, todo apunta hacia la misma dirección: Arlo Parks se ha convertido —con el permiso de Billie Eilish y Rosalía— en la diva de la Generación Z que el mundo necesitaba. Por eso obliga a los organizadores a buscar salas con más aforo del esperado y por eso va a estar de gira por todo el mundo, como mínimo, hasta el próximo verano.

La magia del directo

Aunque no la ha incluido en el disco, el hecho de que reservara Super Sad Generation para el final —con el público rendido a sus pies— confirma que se trata de un tema imprescindible en su repertorio y, de paso, que la magia de la música en directo sigue siendo un gran misterio para los algoritmos de Spotify.

Pero el público quería más y, aunque Arlo Parks repitió hasta la saciedad que estaba siendo "el concierto más especial", regaló solamente un bis. Uno gordo, eso sí, porque el estribillo de Hope es de los que no puedes dejar de canturrear: "You're not alone like you think you are / We all have scars, I know it's hard".

Este martes presenta Collapdsed in Sunbeams en la Sala La Riviera de Madrid y, si la variante ómicron lo permite (en verano tuvo que suspender sus conciertos previstos en Oviedo y San Sebastián) volverá a España para el Mad Cool.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad