SER SaludableSER Saludable
Actualidad
Coronavirus Covid-19

López-Acuña: "Desconocemos la eficacia de la vacuna contra Ómicron, en Navidad serán necesarias restricciones"

El epidemiólogo y exdirectivo de la OMS Daniel López-Acuña hace un llamamiento hacia la prudencia esta Navidad, recomienda evitar "abrir burbujas" en las celebraciones y admite que no vamos a tener unas fiestas prepandémicas: "Es un errror pensar que solo la vacunación detiene el contagio. La vacuna no lo es todo".

SER Saludable - Capítulo 142: Daniel López Acuña: “No  podemos pensar en una Navidad sin restricciones porque desconocemos si Ómicron escapa a la eficacia de las vacunas”

SER Saludable - Capítulo 142: Daniel López Acuña: “No podemos pensar en una Navidad sin restricciones porque desconocemos si Ómicron escapa a la eficacia de las vacunas”

25:31

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1639558304544/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Valencia

Estamos cansados, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha creado un término: fatiga pandémica. Así se denomina al cansancio fruto del agotamiento que están creando las restricciones prolongadas durante dos Navidades por la irrupción de la COVID-19 en nuestras vidas. Ante la llegada de estas fechas, por una parte, queremos reunirnos estas fiestas, vernos las caras, comer con nuestros compañeros de trabajo; pero los expertos recomiendan lo contrario.

Daniel López-Acuña, epidemiólogo y exdirectivo de la Organización Mundial de la Salud afirma que "ante la incidencia creciente en España, como ha ocurrido en otros países, es importante ser muy cautelosos y prudentes en cuanto a todas las reuniones navideñas, incluidas las comidas de empresa".

Resulta fundamental que se reduzcan las asistencias a eventos masivos por celebraciones prenavideñas. Para disminuir los contagios es clave usar la mascarilla, mantener la distancia física y evitar las aglomeraciones. "Esto hay que entenderlo. Se le ha dado predominancia solo a vacunar para detener la pandemia y es un error pensar que la vacunación por sí sola detiene el contagio. La vacuna no lo es todo. La realidad es que la única medida que interrumpe la transmisión es la reducción de los contactos sociales en interiores", admite.

Abrir las "burbujas" de convivientes

Si se abre a más de una burbuja de convivientes hay que tener mucha más prudencia. "Lo deseable es que todo el mundo esté vacunado con la pauta completa -si son mayores de 60 años con tres dosis-, que las personas mantengan la distancia física y usen mascarilla -excepto para comer y beber-; pero no podemos pensar que vamos a tener una Navidad prepandémica donde no haya restricciones de ninguna índole cuando todavía no sabemos bien si la propia variante Ómicron escapa a la eficacia de las vacunas. Tenemos una incidencia alta, creciente, los niños menores de 12 años están sin vacunar y el riesgo está directamente asociado a espacios interiores, mal ventilados, sin protección ni distancia. Hay que tener cautela, ser prudentes y evitar abrir burbujas de no convivientes. Toca hacer sacrificios esta Navidad también", subraya el epidemiólogo.

La ventaja es el alto porcentaje de vacunación "que nos protege del riesgo de hospitalización por enfermedad severa y del riesgo de muerte, pero recordemos que las vacunas no son esterilizantes y que no nos van a proteger como si fueran una póliza de seguros en la que podamos confiar plenamente con respecto a la infección y a la posibilidad de contagio", matiza López- Acuña.

¿Un cambio de estrategia?

Con la llegada de la nueva variante, Ómicron, aparecen diferentes incógnitas que los científicos solo pueden resolver con tiempo. "Sabemos que esta variante es más contagiosa, puede arder como gasolina y transmitir más rápidamente la enfermedad. Si tuviésemos suerte y se neutraliza con la vacuna, nos plantearíamos más dosis", comenta López-Acuña.

La evolución de la pandemia en 2022 dependerá del surgimiento de nuevas variantes, como empieza a apuntar Ómicron. "Tal vez habrá que replantear las estrategias de vacunación. No serían dosis de refuerzo, habría que formular vacunas nuevas. Esto no lo sabremos hasta que no sepamos cómo son las nuevas variantes", explica el experto.

Sería prematuro admitir que habría que inocular a la población más dosis de la vacuna contra la COVID- 19 para defendernos de Ómicron. "Correr para poner terceras dosis no hará que obtengamos más protección ante la nueva variante. Podemos llegar a necesitar nuevas formulaciones", explica el epidemiólogo.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad