Miércoles, 26 de Enero de 2022

Otras localidades

Mascarillas, ventilación y cenas con no vacunados: ¿cómo organizar una Navidad segura?

El neurovirólogo José Antonio López Guerrero y el epidemiólogo Daniel López Acuña subrayan la importancia de la ventilación de los interiores y el peligro que supone compartir mesa con personas que no se han vacunado

Analizamos varios posibles escenarios para las comidas y cenas de estas fiestas y el tiempo máximo en el que se puede estar de forma segura

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

La sexta ola de coronavirus deja un incremento exponencial del número de contagios. Una situación que ya ha obligado a suspender entre el 20 y el 30% de las cenas de empresa y que amenaza ahora los encuentros propios de estas fechas: la Nochebuena, la comida de Navidad, la Nochevieja... Si hablamos de la incidencia acumulada o de los contagios, la situación es peor que hace justo un año. Pero, gracias a las vacunas, es mejor en lo relativo a los hospitalizados o los ingresados en una unidad de cuidados intensivos. 

Ante estas navidades que no serán prepandémicas pero que tampoco son las del 2020, dos expertos (el neurovirólogo José Antonio López Guerrero y el epidemiólogo Daniel López Acuña) explican a la SER cómo celebrar estas fiestas de la manera más segura posible y cuáles son los riesgos que conlleva la pandemia.

A ellos sumamos la herramienta que tres profesores (Kasim Khan, John W. M. Bush, y Martin Z. Bazant) del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) han puesto en marcha para estudiar diversos escenarios y conocer el riesgo de contagio. En esta pieza nos introducimos en algunos de los escenarios para conocer los riesgos que implican.

Escenario 1: cena de empresa en un restaurante

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Escenario 2: noche de karaoke

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Escenario 3: Nochebuena con todas las precauciones

En un salón de 25 metros cuadrados, con 10 personas en el interior, un contagiado y la variante Delta como predominante. Nadie se quita la mascarilla, las ventanas están abiertas y todo el mundo está vacunado.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Escenario 4: cena sin mascarilla

En un salón de 25 metros cuadrados, con 10 personas en el interior, un contagiado y la variante Delta como predominante. El encuentro es hablando y sin mascarillas, las ventanas están abiertas y todo el mundo está vacunado.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Escenario 5: falta de ventilación

En un salón de 25 metros cuadrados, con 10 personas en el interior, un contagiado y la variante Delta como predominante. El encuentro es hablando y sin mascarillas, analizamos un caso en el que se abren las ventanas solo en algunos momentos y otro en el que permanecen cerradas toda la noche. Todo el mundo está vacunado.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Escenario 6: no todos están vacunados

En un salón de 25 metros cuadrados, con 10 personas en el interior, un contagiado y la variante Delta como predominante. El encuentro es hablando y sin mascarillas y solo un 90% de los invitados están vacunados (es decir, hay una persona que no). Analizamos el mismo caso con las ventanas abiertas y con ellas cerradas.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

¿Qué dicen los expertos?

El neurovirólogo José Antonio López Guerrero y el epidemiólogo Daniel López Acuña subrayan la importancia de la ventilación de los interiores y el peligro que supone compartir mesa con personas que no se han vacunado. Estas son sus respuestas a las preguntas que generan las cenas navideñas.

¿Nos ponemos y quitamos las mascarillas?

Acuña: Hay que quitarse la mascarilla lo menos posible, prácticamente solo cuando se está comiendo un bocado o tomando un sorbo; no para conversar y esperar a ver si todos llegamos a la cena.

Guerrero: Yo lo de la mascarilla no voy a insistir porque no nos vamos a engañar: ni yo lo hice el año pasado. Una vez que ya estás con tus amigos, con tus familiares, con tus seres queridos.. pues te acabas relajando. Así que vamos a hacer aquello que sí puede ser e implementarlo.

¿Deberíamos dejar las ventanas abiertas todo el rato o podemos ir abriendo cada cierto tiempo?

Acuña: Dado el tamaño medio de los pisos, tener las ventanas abiertas todo el tiempo hasta donde sea factible, abrigarse bien e inevitablemente pasar un poco frío.

Guerrero: Yo no diría desde luego tener las ventanas abiertas toda la noche. Si se pueden tener cuatro deditos, por ejemplo, y eso no supone una merma de la calidad de disfrutar, que es una noche para disfrutar... Unas ventilaciones periódicas cada cierto tiempo pueden valer. Hay filtros que son asequibles y uno puede tener en su casa un dispositivo que de alguna forma purifica el aire con filtros específicos para para retener partículas virales, ya sea del coronavirus o de otros virus a aéreos que podemos tener también.

¿Qué supone tener en la mesa a una persona que no está vacunada?

Acuña: Yo no alentaría que se siente a la mesa alguien que no está vacunado. Si la persona ha optado por no vacunarse no debe ser parte de una interacción en donde se corre el riesgo de que transmita la infección a los demás.

Guerrero: Una persona vacunada emite 80 veces menos posibilidad de infectar que una persona no vacunada. Y al revés, una persona vacunada tiene un 80 por ciento menos de posibilidad de infectarse que una vacuna. Pero dicho esto, el riesgo cero no existe. Y una persona no vacunada es posible, si está infectada, que tenga más carga viral aunque sea sintomático, y que esa carga viral la pueda estar expandiendo durante más tiempo. Es cierto que una persona no vacunada podría ser un foco de transmisión del virus.

¿Es recomendable que nos hagamos un test de antígenos -si los hay disponibles- antes?

Acuña: Hay un problema muy grande con los antígenos y es que estamos cifrando en ellos la respuesta total: de todo o nada, de sí o no. Los antígenos tienen problemas de sensibilidad, problemas de especificidad, hay falsos negativos, hay falsos positivos... La propia ponencia de alertas del Consejo Interterritorial desde julio planteó que tenía serias limitaciones. Que si hay un test positivo tiene que ser ratificado por una PCR y un test negativo no significa que no haya infección. Tenemos este brote reciente en Málaga de la cena navideña con 81 casos en donde todo el mundo se lo hizo, todos fueron negativos y hay 81 contagios. Yo lo que creo es que estamos dándole un valor que no tiene.

Guerrero: Muchas veces me comenta la gente: "Ya, pero si ponemos el test antihigiénico, ¿no generamos una falsa sensación de seguridad?" Yo digo, hombre peor es no vacunarnos, ni hacer test de antígenos y tener una falsa sensación de invulnerabilidad.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?