Un Libro Una HoraUn Libro Una Hora
Ocio y cultura
Un Libro Una Hora

'Mujercitas', el mito femenino americano

Una novela con la que es imposible no disfrutar: tierna, emocionante, divertida y llena de personajes magníficos como la inolvidable Jo

'Mujercitas', el mito femenino americano

'Mujercitas', el mito femenino americano

54:56

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1640801357576/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Louisa May Alcott nació en 1832 en Germantown (Pennsylvania) y murió en Concord (Massachusetts) en 1888. La energía y la independencia que ya tenía desde su infancia la acompañaron a lo largo de toda su vida y la llevaron a aceptar distintos empleos para poder ayudar económicamente a su familia. En 1854, publicó su primer libro al que siguieron más de 30 novelas y colecciones de relatos, pero su nombre irá siempre unido al de 'Mujercitas'.

'Mujercitas' fue escrita entre mayo y julio de 1868 por encargo de sus editores. Es una novela tierna, emocionante y divertida, llena de personajes magníficos, como la inolvidable Jo. Creo que es imposible no disfrutar con ella. En septiembre de 1867 Thomas Niles, socio de la emprendedora editorial Roberts Brothers de Boston, le pidió a Alcott que escribiera un "relato de chicas" para ellos. Un "relato de chicas" era un relato moralista pensado para aconsejar sumisión, matrimonio y obediencia en vez de autonomía o aventura. El autor tenía obligaciones morales.

Más información

"La literatura para chicas debe contribuir a formar mujeres", escribió un crítico del siglo XIX. "Si al elegir los libros para chicos hay que recordar que elegimos alimento mental para los futuros jefes, al elegir libros para chicas hay que tener presente que lo hacemos para sus futuras esposas y madres". 'Mujercitas' se publicó el 1 de octubre de 1868 y supuso un enorme éxito. A finales de octubre se había vendido la primera edición de 2.000 ejemplares.

Una novela muy influyente para las mujeres, pero muy ignorada por los hombres

Supone una sorpresa que esta novela famosa, influyente y popular, que ha sido traducida a docenas de idiomas y ha vendido millones de ejemplares en todo el mundo, solo recientemente haya sido aceptada como un clásico literario americano o haya recibido la atención seria de los críticos literarios. Si bien ha influido en la obra de muchas escritoras americanas, en la literatura escrita por hombres, como las historias de Hemingway y Fitzgerald, 'Mujercitas' ejemplifica el sentimentalismo y la piedad femenina. No puede haber muchos más libros en la historia literaria americana que hayan influido tantísimo en la imaginación de la mitad de la población lectora y hayan sido tan ignorados por la otra mitad.

Madelon Bedell, especialista en Alcott, ha descrito 'Mujercitas' como "el mito femenino americano", una historia paradigmática de la maduración femenina. Varias americanistas han analizado la novela como una importante crítica feminista del movimiento trascendentalista. Se ha interpretado 'Mujercitas' como una novela sobre las comunidades femeninas autosuficientes, mientras que otros la consideran la "Guerra Civil" personal de Alcott, una novela escindida por impulsos opuestos sobre la feminidad y la creatividad.

Leer 'Mujercitas' en nuestra época es indagar en ideas contemporáneas sobre la autoridad femenina, las instituciones críticas y el canon literario americano, así como en las ideas decimonónicas de la relación entre la cultura patriarcal y la cultura de las mujeres.

'Mujercitas', tan convincente como inspiradora

'Mujercitas' ha sobrevivido porque resulta tan convincente como inspiradora. La novela de Alcott sobre el desarrollo femenino, dramatiza el sueño trascendentalista de las vidas sexualmente igualitarias en el amor y el trabajo. Vista desde esta perspectiva, la evolución literaria y emocional de Jo es feliz, aunque no corresponda a nuestro modelo feminista contemporáneo de las necesidades de una artista. Además, a pesar de las prisas con que fue escrita, 'Mujercitas' está mejor construida y más elaborada en el aspecto estilístico que ninguno de los otros libros de Alcott. En 'Mujercitas' consiguió crear personajes vívidos, creíbles e imperecederos y escribir sobre ellos con una voz memorable, personal y americana.

Simone de Beauvoir escribió en 'Memorias de una joven formal' en 1958: "Hubo un libro en el que me pareció atisbar mi futuro yo: 'Mujercitas' de Louisa May Alcott. [...] Me identifiqué apasionadamente con Jo, la intelectual. Brusca, huesuda, Jo trepaba a los árboles para leer; era más varonil y más osada que yo, pero yo compartía su horror por la costura y el cuidado de la casa, su amor por los libros".

La mayor ambición de Alcott fue ser "una buena hija" y no "una gran escritora"

Como Simone de Beauvoir, aunque sin la misma ironía reflexiva, Louisa May Alcott se consideró siempre una joven formal. Declaraba que su máxima ambición era ser "una buena hija" y no "una gran escritora". La propia 'Mujercitas' constituye uno de los mejores estudios de que disponemos sobre el dilema de la hija literata: la tensión entre la obligación femenina y la libertad artística.

Louisa May Alcott estaba muy comprometida y vinculada con su linaje, tanto materno como paterno. Era la segunda de cuatro hijas (sus hermanas Anna, Elizabeth y May inspiraron a los personajes de 'Mujercitas': Meg, Beth y Amy). Siempre albergó hacia su padre un sentimiento acusado de rivalidad y afinidad al mismo tiempo.

Amos Bronson Alcott era uno de los excéntricos profetas del trascendentalismo americano, un visionario social, filósofo especulativo y reformista educativo que fue admirado y a menudo mantenido por contemporáneos con más éxito, como Emerson y Hawthorne. Para Louisa fue siempre "el Platón moderno", un intelectual admirado que ocupaba el lugar que le correspondía, pero también un filósofo tan poco práctico que resultaba cómico, necesitado de cuidados constantes y gran cantidad de enérgico apoyo femenino.

Este artículo contiene fragmentos de la introducción de Elaine Showwalter a la edición de Penguin Clásicos.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad