El cine en la SEREstrenos Cine
Cine y TV
Estrenos Cine | 'Reportaje'

'El páramo', terror y locura en la España del siglo XIX

David Casademunt debuta con un thriller psicológico y de terror que habla de la gestión del miedo a través de los ojos de un niño. Inma Cuesta, Asier Flores y Roberto Álamo protagonizan esta cinta que estrena Netflix

Inma Cuesta y Asier Flores protagonizan 'El páramo' / NETFLIX

Madrid

Dicen que el terror es la máxima expresión del miedo, un miedo que puede proceder bien de una amenaza externa o de un tormento interior. O ser una suma de ambas, como demuestra el debutante David Casademunt en ‘El Páramo’. “El miedo siempre ha sido el tema principal de la película, la gestión del miedo, cómo el miedo crea monstruos en la cabeza. Y la gran pregunta es si podemos vencer a estos monstruos o podemos convivir con ellos de una forma no dañina o dañina. Todo esto surge de los miedos que viví en una etapa de mi vida, de adolescente”, explica en conversación con la SER.

El realizador ambienta en una casa aislada este siniestro y enfermizo drama que protagonizan Roberto Álamo, Inma Cuesta y el joven Asier Flores, actor que conocimos en ‘Dolor y Gloria’ de Pedro Almodóvar. Los tres forman una familia aislada en la España del siglo XIX, alejada de las guerras y la violencia en una casa en mitad del campo. Una casa rodeada de postes y señales, con su propio y rudimentario perímetro de seguridad psicológico, una casa que también se convierte en prisión de todos los fantasmas y demonios de esa familia.

“Para hablar del miedo, podría haber hablar desde otro género, pero lo más coherente era hacer una peli de miedo sobre el miedo. La pregunta es qué es el terror, que nos da miedo, seguramente cada uno tendríamos una respuesta completamente diferente. En esta película conviven dos tipos de terror, el terror paranormal y el terror en relación a cuando tus seres queridos dejan de ser ellos mismos y pueden llegar a hacer cosas inesperadas”, añade.

Casademunt acaba componiendo una ‘coming of age’, un viaje iniciático de madurez para ese niño que se enfrenta tanto a los monstruos como a la locura y la paranoia que emergen en ese espacio. “Los ojos de la película son los de Asier Flores. Se podría leer como un relato de pasar del mundo de la infancia al mundo adulto a partir de la experiencia traumática que vive a lo largo de la película”.

La casa es un personaje más, al igual que todo el diseño de arte y la iconografía que emparentan la cinta con el denominado folk horror, con un terror rural que, en este caso, nos remite a la España tenebrosa de las pinturas de Goya. “Estoy enamorado de las películas que cuentan a través de las imágenes. Un plano o cómo está configurada la dirección artística de los elementos también te está explicando el drama de los personajes. Hicimos muchos dibujos, muchas ilustraciones, buscamos muchos referentes de cara a diseñar un universo que pretende ser realista pero que está estilizado para que tenga personalidad y te hable del terror que están viviendo”, explica en relación a las figuritas de madera que atemorizan al niño o esos palos que rodean la casa de forma macabra.

Los cuentos y las leyendas se cruzan también en este turbio thriller psicológico con referencias claras del director, como las películas de M. Night Shyamalan y Bayona. “He visto muchas películas de él para absorber su lenguaje audiovisual, desde ‘Señales’ a ‘El bosque’, los guionistas hemos hablado mucho, cuando estamos atascados, de películas de Polanski como ‘La semilla del diablo’ o ‘Repulsión’. Y a mí hay un director que me gusta mucho cómo dibuja todas las secuencias con la cámara que, aunque suene sorprendente, es Mel Gibson. El Mel Gibson de ‘Braveheart’, ‘Apocalypto’ o ‘La pasión de Cristo’ me fascina cómo rueda y es un súper referente”.

En este paraje confluyen los miedos y la locura, pero también la toxicidad de las relaciones familiares, la pérdida, la soledad y el desamparo, temas que recorren una cinta irregular, por un guion reiterativo, y presa de su puesta en escena, pero con elementos interesantes y buenas interpretaciones. Tras su paso por el Festival de Sitges, ‘El Páramo’ se estrena en Netflix, buena noticia que la plataforma apueste por óperas primas y nuevas voces del cine español.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad