La VentanaLa Ventana
Música

El Drogas presenta su nuevo proyecto en La Ventana: "Soy bastante llorica"

El músico Enrique Villarreal, más conocido por su nombre artístico de El Drogas, nos presenta en La Ventana de la Música su doble proyecto: un poemario, '189 escritos con una mano enferma', y un disco, 'El largo sueño de una polilla'

El Drogas presenta su nuevo proyecto en La Ventana: “Soy bastante llorica”

El Drogas presenta su nuevo proyecto en La Ventana: “Soy bastante llorica”

48:48

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1642183692813/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Dejar la firma es como escupir sobre una obra, o al menos así lo ve el músico Enrique Villarreal, más conocido por su nombre artístico de El Drogas, que se ha asomado a La Ventana de la música a presentar su nuevo proyecto que aúna la música con la poesía.

En el libro ‘189 escritos con una mano enferma’, El Drogas deja sus escupitajos más personales escritos antes y durante el confinamiento, que ha confesado muestran su lado más emotivo: “Soy bastante llorica”.

Desacorde Ediciones: literatura de músicos de rock para hacer la revolución

06:11

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1642446111310/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Ambos proyectos se gestaron, en parte, durante el confinamiento. Escribir, tocar para descansar de escribir y escribir para descansar de tocar, esta fue la rutina del cantante durante aquellos meses, que aunque pueda parecer una condena, para él “lo que sería una condena habría sido no hacerlo”.

El poemario

El proceso para escribir estos versos no es el mismo que el que utiliza para sus canciones: “Los escritos son escupitajos, no los reviso, porque sería empezar a poner aquí un La menor y convertirlo en canción Lo de los escritos puede ser en cualquier lado si llevo un papel a mano. En una noche de insomnio escribes y sacas cuatro. Luego cuando se te ha pasado eso, te levantas y dices ‘voy a tirar tres’”.

No es su primer poemario, ya publicó ‘Tres puntadas’ en 2013, libro que se encuentra en su tercera edición. También ha contado que últimamente su inspiración literaria se centra más al otro lado del océano atlántico: “Me gustan mucho los escritores iberoamericanos, sobre todo porque siempre desde la madre patria los hemos mirado de manera peyorativa, y de repente te das cuenta de que hay un nivel impresionante para modernizar en base a las raíces del propio castellano”.

El disco

Las canciones, ha confesado, sí se prestan a revisión. “Las letras sí me llevan más tiempo”, ha asegurado, lo que se refleja en el disco que acompaña al libro, ‘El largo sueño de una polilla’.

En este trabajo aparecen canciones que recuerdan a un tiempo, no tan lejano, en el que los españoles salíamos a los balcones y ventanas a las ocho de la tarde, a aplaudir todos a la vez, y en ‘Por las que faltan’ rinde homenaje a eso, al aplauso: “El aplauso es un acto físico muy interesante, yo he visto las horas de ensayo que hemos tenido, cómo se van transformando con lo que se está haciendo y qué supone al final el aplauso del público, ese baño de autoestima”.

“Yo suelo decir que habría que aplaudir a la gente con la que dormimos, con la que te levantas cada día. El aplauso, el beso y el desayuno. Esta canción refleja eso, gente trabajando sin medios para sacar adelante a los demás en una situación en la que ninguno sabíamos nada”, ha recordado. En este tema, Por las que faltan’, habla de esto, “de gente trabajando sin medios para sacar adelante a los demás en una situación en la que ninguno sabíamos nada”.

El reconocimiento a las madres y a las mujeres

Mientras que en los escritos, por lo general, no hay un denominador común, las canciones sí están más relacionadas con lo que le sucedió durante la pandemia. En ‘Nieves cae la vida’ recuerda a su madre, que falleció durante el confinamiento. Es la canción que une el disco con el libro, y en ella no canta, sino que recita un poema que escribió tras su muerte.

Habla de su madre, y de las mujeres de su generación que nunca han sido reconocidas, cuyo sufrimiento ha sido olvidado: “Es el relato de cualquiera de nuestras madres, de cualquier mujer de esa época”. Las recuerda con frases así: ‘Como un racimo de uva descompuesta sois abandonadas en este suelo’.

Este doble proyecto no tiene por qué ser consumido en unión, el disco y el libro son trabajos independientes, pero si se quiere conocer a fondo a Enrique Villarreal más allá de su faceta de El Drogas, es una oportunidad única para escuchar su voz mientras se leen sus ‘escupitajos’.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad