Hora 25Hora 25 de los Negocios
Actualidad

Subida de las pensiones

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes una subida de un 2,5% para las pensiones, de un 3% en el caso de las mínimas y las no contributivas, al tiempo que anuncia que el déficit presupuestario de las mismas fue en 2021 de un 1%, inferior a lo previsto anteriormente. Lo analizamos con el experto Diego Valero.

Subida de pensiones

Subida de pensiones

24:16

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1643126185874/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

“Estamos moviéndonos de un marco en el ámbito pensional que ponía el énfasis en los recortes y en la austeridad a un marco que lo que hace es garantizar el poder adquisitivo indefinidamente y en todo momento” ha explicado el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en la que ha confirmado el anuncio que el pasado fin de semana había hecho Pedro Sánchez en relación con el hecho de que el Gobierno aprobaría esta semana la subida de las pensiones. Una subida que —según ha anunciado el titular de Seguridad Social — será de un 2,5% en la mayoría de los casos, aunque para las no contributivas y las mínimas ese incremento será del 3%.

Un aumento en los ingresos de los pensionistas que se dará no solo este año, ha asegurado Escrivá, sino también en los sucesivos, porque desde este momento quedan ya vinculados al IPC, y que lleva la pensión mínima unifamiliar será de 721,70 euros al mes en catorce pagas; la mínima con cónyuge a los 890,5 euros, la pensión media de jubilación se situará en 1.116,5 y la máxima será de 2.819,2 euros.

Además, según ha anunciado Escrivá, las pensiones avanzan a buen ritmo hacia el equilibrio presupuestario puesto que, gracias al incremento en la recaudación —que se elevó hasta los 132.000 millones en 2021, lo que supone un 10% más que el año anterior y un 6% que, en el 2019, previo a la pandemia — y a la supresión de los conocidos como “gastos impropios” de la hucha de las pensiones — en 2021 la administración del Estado ya se ha hecho cargo de 13.800 millones provenientes de este fondo de reserva — el déficit se cerrará en un 1% del PIB, lo que supone dos décimas menos de lo estimado previamente y “en 2022 será la mitad, de un 0,5%”. Sin embargo, el incremento de la cuantía de las pensiones supone, solo este año, un desembolso de 6.500 millones más.

“Esto es sostenible pero hay que hacer cosas para que lo siga siendo. En este momento, lo que el Gobierno ha primado en los acuerdos con los agentes sociales es la revalorización de las pensiones para mantener el poder adquisitivo. Esto es lo normal en Europa, lo que nuestro entorno tiene es una mezcla de revalorización de pensiones con IPC y salarios, y los salarios crecen más que el IPC, quiero decir, esto es lo normal en Europa. Lo que sí es cierto es que este incremento de 6.500 millones que se va a producir el año que viene tiene que financiarse, y tienen que financiarse que se puedan producir. A corto plazo es sostenible, pero hay que seguir tomando medidas, como parece que se están tomando” apunta Valero.

El FMI recorta su previsión de crecimiento al 5,8%

El año empieza con peores perspectivas económicas de lo esperado. Y eso se traduce en una rebaja de previsiones para la mayoría de países en el informe que acaba de presentar el Fondo Monetario Internacional. Ómicron, la persistencia de la inflación y de la falta de suministros ralentizarán el crecimiento este año.

Y precisamente ese la inflación es el motivo que lleva a la economista jefe del Fondo, Gita Gopinah, a señalar que "algunos bancos centrales han comenzado a subir los tipos de interés para adelantarse a las presiones inflacionistas" aunque, ha matizado Gopinath, "comunicar bien la transición hacia una política más restrictiva es clave para asegurar que la reacción del mercado sea ordenada"

"Lo positivo es que el FMI, por una vez, va al mismo nivel que el mercado, normalmente hace estas rectificaciones seis meses más tarde, cuando ya todo el mundo sabe que la economía se ha ralentizado. La lectura que hacemos de esto es un reconocimiento de que tenemos unos cuantos baches por el camino, pero que son de naturaleza temporal: tanto el conflicto que tenemos potencialmente en Ucrania como el impacto de Ómicron" explica Francisco Quintana, director de Estrategia de ING España, en Hora 25 de los Negocios.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad