Directo

LA ESPAÑA DESPOBLADA Sangüesa (Navarra) acoge un nuevo espacio de debate sobre los retos para frenar este fenómeno

El LargueroEl Larguero
Fútbol
ENTREVISTA | MARCELINO GARCÍA TORAL

Marcelino: "Ser el seleccionador de España es el mayor orgullo que podría alcanzar como entrenador"

Marcelino García Toral, el líder del Athletic Club, con Manu Carreño, líder de las noches deportivas

Marcelino García Toral. / Getty Images

Madrid

Marcelino García Toral es el líder de Athletic Club. En poco más de un año, el técnico asturiano ha ganado una Supercopa y ha jugado la final de otra. También se ha clasificado para una final de Copa del Rey, que perdió con la Real Sociedad. Después también se perdió la final de Copa frente al Barça que se aplazó por el COVID. Este año, de momento, ya está en los octavos de final de Copa. Ha eliminado al FC Barcelona de Xavi Hernández. En Liga, el Athletic acecha los puestos europeos.

Marcelino: "Ser el seleccionador de España es el mayor orgullo que podría alcanzar como entrenador"

32:28

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1643239994634/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

En el horizonte, su renovación. Marcelino García Toral termina contrato con el Athletic Club y todavía no se sabe si continuará o no en el banquillo de San Mamés.  Con él en el banquillo, el Athletic está llevando a cabo un relevo generacional en la primera plantilla. Dani Vivian, Unai Vencedor, Oihan Sancet, Oier Zárraga, Nico Williams o Nico Serrano ya son fijos en la convocatoria del Athletic, y muchos de ellos titulares de forma habitual. Sobre el futuro del Athletic, su futuro, y las aspiraciones de los rojiblancos en esta temporada ha charlado con Manu Carreño en 'El Larguero', programa líder de la radio deportiva. 

Marcelino, buenas noches. 

Qué tal, buenas noches. 

¿Cómo te va? Bueno, ahora mismo no te puedes quejar...

No, no... tal y como está la vida, quejarme yo de como me van las cosas a nivel profesional y personal... no sería justo. 

¿Qué tal te has adaptado a Bilbao y al Athletic Club?

Bilbao es un sitio fantástico. Este es un extraordinario club y tiene una extraordinaria afición. Desde que llegué aquí me han tratado fenomenal, tenemos una directiva que confió en nosotros y nos apoya al máximo y además tenemos una plantilla extraordinaria de la que estamos orgullosos como cuerpo técnico.  

¿Qué es lo que más te gusta de la ciudad de Bilbao? 

Esta es complicada (risas). Mucha gente habla del cambio que ha dado la ciudad en los últimos años. Yo vivo en un entorno fenomenal, pero de aquí lo que más me gusta es la gente. Son gente noble, gente que te apoya, que te ayuda, servicial. La ciudad en sí  me encanta y lo que lo hace grande a esta ciudad, que es su gente, te ayudan a vivir de forma fenomenal. 

En el club... ¿qué te has encontrado que no hayas visto antes y que no hayas tenido en Sevilla, Valencia, Villarreal?

Lo que hace este club diferente es su filosofía y todo lo que ello conlleva a su alrededor. Este es un club dirigido por una directiva y socios, todos inmersos en una filosofía diferente al resto del mundo. Esto se transfiere en un sentimiento y en una forma de vivir. 

Íñigo Markinez siempre nos dice que ese vestuario es como una cuadrilla de amigos. ¿Eso lo has notado tú? ¿Es diferente ese vestuario a otros en los que has entrenado?

Este es un vestuario muy unido. Hay futbolistas que conviven desde que tenían 12 o 13 años, y que han crecido aquí con sus respectivas familias. Yo siempre he dicho que aquí tienes que intentar tomar decisiones que no rompan la cohesión del grupo. En otros grupos es diferente, siempre tienes que buscar la cohesión porque tienes jugadores diferentes, no todos hablan el mismo idioma, no todos tienen las mismas costumbres... pero aquí no. Esto es una cuadrilla que trabaja, que se esfuerza. Eso facilita las cosas. Aquí tienes que ser sigiloso a la hora de tomar las decisiones correctas para que ese grupo que está unido y siempre empuja siga así. 

Ahora dime algo que no te guste de Bilbao o del Athletic después de esta colección de flores...

Muy sencillo. Empatar menos y ganar más (risas). 

Pues te digo una cosa, en eliminatorias no se da mal. Tres años sin perder una eliminatoria, solo las finales y no todas. Al Athletic siempre le han ido bien este tipo de torneos y de competiciones. A ganar LaLiga es más complicado aspirar, pero se han jugado finales de Europa League, de Copa, de Supercopa de España... Se habla de crisis, pero el equipo siempre responde. En LaLiga tienes expectativas europeas. Creo que la gente está encantada. 

No creo que en LaLiga pongamos menos, eh. Si analizamos los registros físicos del equipo, vamos los primeros en prácticamente todo. El esfuerzo es algo que ellos tienen asumido, que realizan cada partido. No hay ni el más mínimo 'pero' que poner. Tuvimos una fase de la competición donde falló el porcentaje de eficacia y eso te obliga y al final empatas más. El nivel competitivo del equipo está ahí. Perdemos muy poco, ganamos menos de lo que quisiéramos y empatamos más de lo que nos gustaría. 

¿Sabes ya qué vas a hacer a final de temporada?

No, no. No lo sé. Al principio, cuando eres entrenador y llegas a la élite, quieres estar y crecer. Como comentabas, tuve la suerte de dirigir muy buenos equipos y conseguir grandes objetivos. Ahora estoy en un gran club. Me planteo mi profesión como algo pasional, que disfruto haciendo y el día que no tenga pasión lo dejaré. Vivo el día a día, mi atención ahora la ocupa el hecho de trabajar, preparar el partido tan atractivo que tenemos en San Mamés contra el Real Madrid y buscar soluciones para intentar ganar que es lo que la afición del Athletic quiere. 

Firmaste año y medio, con el equipo metido en una final de Copa, pero metiste al equipo en otra final, ganaste la Supercopa del año pasado, este año juegas la final de la Supercopa... Pero da la sensación que esto no depende de los títulos, sino de las sensaciones y de quién sea el presidente. 

Aquí hay cuatro opciones. Que el club quiera a Marcelino y Marcelino no quiera estar, que Marcelino quiera quedarse en el club y el club no quiera a Marcelino, que los dos queramos o que no queramos ninguno. Todo depende de este extraordinario club que genera tanto entusiasmo en esta ciudad. Ellos verán que es lo mejor para el Athletic. Nosotros no esperábamos esta posibilidad, llegó, la aceptamos y estamos muy satisfechos. Trabajamos con la máxima ilusión y ambición posible. 

Se le haría muy corto a Dani Garrido solo un año y medio. Dani, qué tal. 

Si, Manu, sería corto. Buenas noches. Marcelino, en un club tan especial como este, creo que el proyecto deportivo y sobre todo Lezama debe ir desligado del proceso electoral. ¿No cree que sería injusto esperar a las elecciones? Tanto esperar tanto para la entidad como para usted.

Yo no soy quién para calificar esta situación. Nosotros vinimos al Athletic en un momento que se nos demandó. No lo esperábamos, surgió y la experiencia es muy buena. Al venir sabíamos que era un proyecto diferente a los que habíamos trabajado, pero también nos llenaba de ilusión. Sabíamos que había que contar con gente joven, pero eso también nos gusta. Crecí en la cantera del Sporting, que por aquel entonces era muy similar a la cantera de hoy del Athletic. Con lo que creces luego siempre queda. Estamos disfrutando del proyecto. ¿Qué sucederá? No lo sé. Lo más inteligente es optimizar el rendimiento de los jugadores, intentar entre todos que estos chicos jóvenes puedan crecer, porque son el futuro del Athletic y bueno, centrarnos en cada partido con la única intención de ganar. Hay que ser ambiciosos y generosos en el esfuerzo. Es lo que tiene que pensar un entrenador. Nosotros vivimos de los resultados. Hace un mes se podía dudar de Marcelino, ahora como los últimos resultados son mejores todo es fabuloso... Por parte del cuerpo técnico, el trabajo es el mismo. El orgullo de este cuerpo técnico es el mismo, pero luego hay un resultado. Ahora, en proceso electoral que se cierra a final de temporada, hay que dejar discurrir las cosas y, como a nosotros no nos va afectar tener un contrato de 5 meses o 5 años, lo lógico es que nos centremos en lo cercano o inmediato. 

Ese proceso electoral es en el mes de junio y todavía no sabemos si hay elecciones o no porque no hay candidatos. ¿Aitor Elizegi, el presidente, no te ha dicho nada?

No, pero es que tampoco tiene que decirme que esté tranquilo porque no estoy impaciente ni nervioso. Yo actúo con naturalidad y normalidad. Se donde está mi prioridad en el trabajo porque me gusta y me apasiona. Estoy super contento con todos estos futbolistas. Nos hacen disfrutar. Tampoco miro más adelante. Ahora estamos muy ilusionados. Vivimos una noche inolvidable contra el Barça en la Copa, queremos tener ahora otra noche así. Y es lo que queremos. 

Has dicho un par de veces que no esperabais lo de acabar en Bilbao. ¿Por qué?

Lo de Valencia fue un golpe duro. Veníamos de una muy buena trayectoria y aquel equipo tenía un presente y un futuro increíble para luchar por grandes cosas. Habíamos logrado ser campeones de Copa. Luego nos llegó algo inesperado y necesitaba un periodo de descanso para limpiar la mente. Fue un golpe duro. Tuve varias oportunidades para entrenar fuera, que es algo en lo que me gustaría tener experiencia en mi trayectoria. Tuve muchas oportunidades. En algunas no estaba dispuesto a ello. Luego llegó la pandemia, todo se cerró y bueno, pues empezó otra temporada sin entrenar. Tuve propuestas de nuevo en España y fuera y, de pronto, llegó Bilbao. 

Y a esto no podía decir no, verdad?¿ Aunque luego te lo pensaste. 

Si... Bueno, yo nunca tomo solo las decisiones. Llevo ya muchos años con mi equipo, aunque el voto de calidad lo tengo yo (risas). Surge la oportunidad del Athletic y cuando surge esa posibilidad decimos 'es ilusionante, es diferente, hay que adaptarnos a esta filosofía con un equipo en transformación'.  Además, sabíamos que si decíamos que no, no íbamos a volver a tener esta oportunidad. 

¿El partido contra el Barça se lo has puesto alguna vez más a los jugadores? El partido de Nico Williams, de Vesga, de Dani García... Fue un partido redondo. 

Creo que utilizamos hasta el mismo calificativo. Fue un partido redondo, fue una pena ese empate que logró el Barça en el descuento. Pero bueno, si hubiéramos sabido que el resultado sería eso, vivimos 30' más de pasión. 

Vaya partidito se marcó Muniain. 

Estábamos todos muy contentos. A mí también me gusta repartir el éxito con todos. Al que mejor juega no tienes que decirle nada, ese ya está satisfecho con su partido (risas). Los entrenadores solo podemos elegir a 11. Ahora tenemos suerte de poder meter a cinco más. Hay que acordarse de esos jugadores que trabajan en la sombra, que suben la competitividad del equipo. 

¿Te atreves a decir en que es mejor Nico Williams y en qué es mejor Iñaki?

Uy, no, no. Son muy buenos los dos. Son dos chicos con un gran corazón, trabajan fenomenal. Son del Athletic que no veas, quieren crecer, tienen muchas virtudes. Futbolísticamente diremos que nos gusta más esto o lo otro. Pero son magníficos ambos. El resto os lo dejo a vosotros. 

Una situación hipotética. Mañana llega el presidente y dice que Haaland se ofrece para el Athletic y tenemos dinero para ficharle. ¿Lo ficharía?

No, aquí Haaland vendría de vacaciones (risas). No lo ficharía. Tantos años de historia con esta filosofía... en ningún caso me parece a mí que se vaya a modificar. Esta grandeza del club le hace competir con esas virtudes. Cierto es que tiene algunas limitaciones, pero con lo uno y con lo otro la afición está orgullosa. 

Una posibilidad más real. Si el Athletic alcanza otra final de Copa, que podría ser, firmaría que fuera contra la Real Sociedad?

A mí me da igual. Lo que quiero es ganarla. No tengo ánimo de revancha, no me gusta esa palabra. Lo bueno para nosotros sería llegar y mucho mejor y más bonito ganarla y con público. Sería la de verdad, disfrutar de una final de Copa y poder ganarla con nuestra afición. Sería maravilloso. Un sueño hecho realidad. 

¿Prefieres que los brasileños del Real Madrid lleguen tarde?

Yo quiero tener disponibles a todos mis jugadores. Es lo que me preocupa. Luego... el Real Madrid es el que decide y Ancelotti dirá si estos futbolistas están disponibles o no. El Real Madrid seguro que hará todo lo posible para que lleguen en las mejores condiciones posibles. Nosotros tenemos que estar pendientes de lo nuestro. 

Digo... igual prefiere que no esté Vinícius. 

Hay futbolistas en el Real Madrid que seguro que son determinantes. Uno son sudamericanos y otros no (...) Lo que si me gustaría para ese partido es que en vez de el 75% del aforo fuera el 100%. Me da pena que haya aficionados y socios que no puedan participar de este bonito espectáculo. Seguro que con el 100% el campo ya se quedaba pequeño. Es una pena que acuda solo el 75%. 

La última. Veremos qué decides, pero has dicho que te gustaría tener una experiencia como entrenador fuera. ¿Y la selección? 

Sería el mayor orgullo que podría alcanzar como entrenador. 

¿Lo ves alcanzable?

Ahora hay un entrenador extraordinario. Ojalá en un futuro tenga esa posibilidad, pero bueno, hay que reconocer que hay muchos buenos entrenadores capacitados para entrenar a la selección en el futuro. 

Estoy seguro que serías un buen seleccionador. En la presentación del documental, el Cholo dice que algún día tenía que irse del Atlético. ¿Eso te ronda por la cabeza?

Se me hace imposible no ver al Atlético y al Cholo juntos. Admiro a Simeone, tiene un mérito increíble estar 10 años en un club motivando y convenciendo a los jugadores para competir con los grandes del continente. No se me viene por la cabeza ni entrenar al Atlético de Madrid ni que el Cholo no esté en el Atlético de Madrid. 

Marcelino, ha sido un placer. Suerte contra el Real Madrid y en lo que queda de temporada. 

Muchas gracias, por la suerte también, que en ocasiones es necesaria. 

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad