Sábado, 13 de Agosto de 2022

Otras localidades

Nace en Italia el primer caballo clonado del mundo

Ha sido creado a partir de material genético de su propia madre

El pasado 28 de mayo nació en Italia "Prometea", el primer caballo clonado del mundo, que además ha llegado al mundo a partir del material genètico obtenido de una línea celular de su propia madre, según publica la revista 'Nature'. La clonación ha sido llevada a cabo por investigadores del Instituto Experimental Italiano 'Lázaro Spallanazani'.

Los responsables del experimento señalan que el nacimiento de la yegua se produjo a partir de una célula de la piel de su propia madre. La yegua clonada, bautizada como "Prometea", es idéntica a su madre, según han confirmado los test de ADN. El potro pesó al nacer, el pasado 28 de mayo, 36 kilogramos.

"Lo destacable de este nacimiento, en el que la cría es genèticamente igual a la madre, es que supera la tesis de que el èxito de la gestación dependa del reconocimiento inmunológico del embarazo por parte de la madre, basada en la evidencia de que puede tener lugar un aborto debido a un inadecuado reconocimiento de los antígenos del feto", añaden.

En cualquier caso, los responsables de este proyecto destacan que con él suman el caballo a la lista de especies que han sido clonadas con éxito a partir de una célula adulta.

UN PROCESO LARGO Y COMPLEJO

Para llevar a cabo el proceso, los científicos utilizaron fibroblastos de líneas celulares procedentes de la piel de un macho de raza árabe y una hembra 'Haflinger'. Los ovocitos se obtuvieron mediante maduración 'in vitro' de oocitos procedentes de ovarios equinos.

Tras despojarlos de su núcleo, los embriones fueron "reconstruidos" mediante fusión celular con los fibroblastos. En total fueron cultivados 513 y 328 embriones procedentes respectivamente de las líneas celulares del macho y la hembra. Finalmente fueron desarrollados 22 blastocistos, 8 a partir del material del macho y 14 de la hembra. De estos, ocho blastocistos de la línea celular del macho y nueve procedentes de la hembra fueron introducidos en nueve recipientes.

Dos de los embriones clonados procedentes del material genético de la hembra fueron transferidos a la propia yegua, lo que dio lugar a cuatro fetos, de los que dos se perdieron rápidamente y otro más resultó abortado tras 187 días de gestación. El último llevó a cabo correctamente su gestación y, tras 336 días, nació de forma natural.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?