Domingo, 26 de Junio de 2022

Otras localidades

Aznar llama a recuperar la dignidad del pueblo iraquí

El presidente del Consejo Iraquí asegura que hay que sacar a su país de la sombra

El presidente Aznar ha pedido un esfuerzo de todos en la jornada de clausura de la Conferencia de Donantes para Irak. Aznar ha dicho que no se trata sólo de una cuestión económica sino de recuperar la dignidad del pueblo iraquí. Powell ha comparado la conferencia con un telemaratón en el que hay que esperar al final para ver lo que se recauda.

El presidente del Gobierno, José María Aznar, cree que, aunque la reconstrucción económica es el motivo principal de la Conferencia de Donantes que se celebra en Madrid, la razón profunda de la misma es el retorno de Irak al seno de la comunidad internacional y su normalización como Estado.

"Compartimos el reto indudable de la reconstrucción, pero al servicio de un objetivo superior: la recuperación de Irak entre los países libres", proclamó el presidente durante su discurso pronunciado en la segunda y última jornada de trabajos.

Según Aznar, se está apostando, pues, no sólo por una reconstrucción material sino por la recuperación de la "dignidad" de un pueblo, la "estabilidad" de la región, la propia "credibilidad" de las naciones libres y la "firmeza del compromiso" para que Irak continúe en paz con la comunidad internacional.

Expresó también sus "simpatías" por los representantes del gobierno provisional iraquí "que se quiere a sí mismo pluralista y representativo de los iraquíes por primera vez en muchos años", dijo, y, recalcó que sin la reconstrucción material sería imposible ambicionar un país "próspero, abierto al mundo, en paz con sus vecinos, con un régimen de gobierno pluralista y al fin democrático".

Por otro lado, volvió a reclamar no dar ningún crédito a los actos de intimidación y terror contra la presencia internacional. "No nos engañemos, lo único que quieren es volver al pasado. Y cuantos se oponen con las armas al proyecto democratizador para Irak están forzando a su población a la pobreza y a la opresión política de su reciente pasado. Esta es la realidad", dijo el presidente.

Además, subrayó que iniciativas como la reunión de Madrid son un "gran y pacífico desmentido" a los planes "más destructivos", como el atentado contra las Naciones Unidas, contra miembros del Gobierno provisional o contra iraquíes y no iraquíes que coinciden en querer dejar atrás definitivamente la época de Sadam Husein.

"Sigamos trabajando en paz los iraquíes y la comunidad internacional para remediar las carencias profundas del bienestar tras décadas de un régimen tiránico y empobrecedor", continuó.

Igualmente, apuntó que, poco a poco, los esfuerzos desplegados se van haciendo notar en las escuelas, suministros, hospitales y en definitiva en la vida cotidiana y que el deber de la comunidad internacional es seguir avanzando.

Asimismo, se felicitó por la aprobación la semana pasada de la resolución 1511 de la ONU que, en su opinión, deja clara la voluntad de que la nación iraquí ejerza su plena soberanía, sea dueña exclusiva de su futuro y esté, cuanto antes, en condiciones de explotar los recursos de los que disfruta y de los que fue desposeído por un "régimen sanguinario".

"La resolución nos pide nuestro esfuerzo para comprometer esfuerzos sustanciales", agregó. En esta línea, recordó que, si se busca ser eficaces, los fondos van dirigidos, en primer lugar, a garantizar la seguridad personal y vida de los iraquíes".

ESPAÑA, PARTE DE LA EMPRESA

Aznar hizo asimismo referencia a la posición española en este proceso de reconstrucción y recordó que España ha sido "parte de esta empresa, no sólo económica, desde un principio".

Además, informó a los asistentes que Madrid contribuirá con 300 millones de dólares a la reconstrucción, y ello al margen de los programas bilaterales ya en marcha o del esfuerzo del mantenimiento de los contingentes españoles en las tareas de estabilización.

Por último, agradeció a los participantes en la Conferencia su asistencia, les aseguró que el "empeño" merece la pena y les deseó el mejor de los éxitos en los trabajos por "la paz, la seguridad y la libertad en Irak".

ELIMINAR LOS VESTIGIOS LETALES DE SADAM

El secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, ha admitido que la inseguridad en Irak es un problema para su reconstrucción, pero subrayó que los socios de la coalición están "determinados a desterrar totalmente los vestigios letales de Sadam y a eliminar los elementos terroristas que han entrado en el país para sembrar el caos y el miedo".

En su discurso Powell respaldó la visión de su presidente, George W. Bush, de que en Irak hay "una división clarísima entre los que quieren el orden y los que quieren el caos, entre los que trabajan en pro de la paz y los que trabajan con métodos de gánster".

En este sentido, subrayó que con la ayuda internacional Irak será capaz de formar su propio Ejército y su propia Policía. "Los iraquíes están haciendo su parte, ahora nos toca a nosotros invertir en sus esperanzas y sus sueños", afirmó.

Powell pidió a la Conferencia un "gesto fuerte de respaldo" y dijo a los donantes que, sea cual sea la forma que adopte su aportación "tiene que ser una contribución importante, porque las necesidades de Irak también lo son y lo serán en los próximos años".

LA MAYOR CONTRIBUCIÓN

El secretario de Estado recordó que el presidente Bush ha pedido al Congreso la aprobación de un paquete de 20.300 millones de dólares, lo que supone que "Estados Unidos hará la mayor contribución jamás hecha en una conferencia de donantes", pero no precisó qué forma adoptará la contribución y si parte de la cantidad será en forma de préstamos.

Powell admitió que "el éxito tardará en llegar, con mucho trabajo y asistencia generosa de todos nosotros" por lo que pidió empezar a trabajar "ahora mismo". "El pueblo iraquí recordará durante mucho tiempo la asistencia generosa que les prestamos en este momento crítico", agregó, al tiempo que destacó que la comunidad internacional vuelve a estar unida tras la aprobación de la resolución 1511 del Consejo de Seguridad de la ONU.

Powell recordó que las necesidades del país se estiman en unos 55.000 millones de dólares, y que la conferencia es "un paso muy importante" en esta dirección. El jefe de la diplomacia quiso poner el acento en el sector petrolero, destacando la importancia de reparar las infraestructuras para que los iraquíes "sufraguen su propia vida".

CREAR UNA NUEVO IRAK

El presidente del Consejo de Gobierno iraquí, Ayad Allawi, expresó la voluntad de este gobierno provisional de "crear un nuevo Irak" democrático y dijo que esto y la reconstrucción de sus infraestructuras no lo podrán hacer sin la ayuda internacional.

Allawi, que hablaba en su intervención de apertura de la segunda y última jornada de la Conferencia de Donantes que se celebra en Madrid, no ahorró ataques al derrocado régimen de Sadam Husein, al que culpó de la actual situación que vive el país.

"Queremos sacar a Irak de la sombra, que nuestro país pase a la luz de la democracia y el Estado de derecho...No hay que olvidar los sufrimientos de nuestro pueblo bajo el régimen dictatorial", afirmó Allawi.

El presidente de este gobierno tutelado por la Autoridad Provisional de la Coalición añadió que durante la larga etapa de Sadam "se destruyeron las infraestructuras... y se marcharon del país los profesionales".

Subrayó que la situación actual "no es nada fácil teniendo en cuenta los ataques terroristas que se están produciendo" cada día en Irak.

Los países que asisten a la Conferencia deben anunciar hoy sus contribuciones al fondo multilateral para la reconstrucción de Irak.

UN TELEMARATÓN PARA POWELL

El secretario de Estado de norteamericano, Colin Powell, ha comparado la Conferencia con un "Telemaratón, en el que, hay que esperar hasta el final parar ver lo que se recauda". Powell hace estas declaraciones en una entrevista que publica hoy el diario francés "Le Figaro".

Además Powell asegura que tiene el mismo objetivo que Francia, Alemania y Rusia de devolver el poder a los iraquíes.

Ana Palacio: "Hemos demostrado nuestro compromiso por la causa del pueblo iraquí"(CNN)

Powell: "Cualquier forma de participación debe ser sustancial"

Bremer: "Todos coincidimos en que los iraquíes necesitan ayudas para construir un futuro de esperanza"

Powell:"El sector privado jugará un papel importante en la reconstrucción"

Aznar:"España contribuirá con 300 millones de dólares"

Aznar: "La resolución nos pide a todos aportaciones sustanciales para la reconstrucción de Irak"

Aznar: "Sin la reconstrucción material en la que participamos sería imposible un nuevo país próspero y democrático"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?