Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 29 de Marzo de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS CORONAVIRUS Minuto a minuto con las últimas noticias sobre la pandemia de COVID-19

El presidente de Polonia anuncia un veto a la Constitución europea si su país pierde poder

El presidente de Polonia, Alexandr Kwasniewski, declaró anoche que su país vetaría la Constitución europea, que se prevé aprobar en la cumbre que comienza el viernes en Bruselas, si los derechos de voto de su país se ven reducidos.

En las declaraciones, realizadas a la cadena británica BBC, Kwasniewski pidió "una oportunidad de compromiso" para que fueran satisfechas las reivindicaciones polacas. España y Polonia defienden que la UE mantenga el reparto de poder acordado en el Tratado de Niza en 2000 para no perder peso ante los grandes de la UE: Francia, Alemania, Reino Unido e Italia.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 25 (los Quince países que forman la actual Unión Europea más los 10 que se incorporarán en mayo de 2004) tienen como objetivo en la reunión de este fin de semana en Bruselas cerrar la primera Constitución para Europa. Sin embargo, para lograrlo tendrán que resolver varios e importantes litigios en los que aún no hay el necesario consenso, ya que el Tratado constitucional debe ser aprobado por unanimidad.

"BUEN EQUILIBRIO"

Kwasniewski señaló que si la situación establecida en el Tratado constitucional se mantiene, "sin una opción para un acuerdo, no lo podremos aprobar". "Tenemos razones para luchar por un buen equilibrio en el seno de la UE", agregó el presidente polaco, quien junto con el presidente del Gobierno español, José María Aznar, ha defendido con firmeza la ventaja adquirida en el Consejo europeo de Niza que se celebró en diciembre de 2000.

Este acuerdo daba un número de votos a Polonia y España similar al de los grandes, Francia, Alemania, Reino Unido e Italia, en el Consejo de Ministros europeo.

Sin embargo, el proyecto de Constitutición, elaborado bajo la supervisión del francés Valéry Giscard d'Estaing, presidente de la Convención sobre el futuro de la UE, prevé una reducción de poder de Polonia y España. La actitud de ambos países, que podría agravarse con el anuncio del presidente polaco, ha irritado especialmente a Berlín y París. El proyecto prevé que las decisiones en el Consejo de la UE sean válidas cuando estén apoyadas por más del 50% de los Estados que representen al menos el 60% de la población. Niza, en cambio, preveía una triple mayoría: las decisiones serán válidas si si son apoyadas por más del 50% de los Estados que representen al menos el 62% de la población y que cuenten al menos con 232 de los 321 votos que habrá en una UE con 25 Estados.

Pocas horas antes de las declaraciones de Kwasniewski, la presidencia de la UE, Italia, había anunciado que presentaría a España una alternativa al reparto de poder para contentar a Aznar. Como si de un prestidigitador se tratara, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, afirmó que tiene "una propuesta en el bolsillo" y que la expondrá "en el último minuto".

El portavoz del PSOE en la Comsión de Exteriores del Congreso, Manuel Marín, dice que Berlusconi planea ofrecer a los países grandes un dobre comisario

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?