Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 08 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA Sigue en directo la última hora del coronavirus minuto a minuto

El reparto de poder, principal escollo de la cumbre europea

Los "grandes" se reúnen por separado

Hoy comienza en Bruselas un Consejo Europeo crucial para el futuro de la Unión. La cumbre de jefes de Estado y de Gobierno debe aprobar la primera Constitución comunitaria con el reparto de poder como principal escollo. España, Polonia y el Reino Unido, los más críticos, apuestan por retrasar la decisión al menos hasta 2005.

Entre los líderes europeos no reina el optimismo. La Comisión Europea, a través de su portavoz, se ha sumado a las tesis del presidente de la Convención, Valery Giscar d'Estaing, y de Silvio Berlusconi y ha advertido de que es mejor no aprobar la Constitución que aprobar "un mal tratado". Mientras, Tony Blair piensa que será difícil llegar a cualquier acuerdo: "Las posturas están muy alejadas".

El presidente francés, Jacques Chirac, afirmó hoyque "las cosas han cambiado desde (la cumbre) de Niza" y que esa es la razón por la que Polonia y España deben cambiar de actitud en las discusiones sobre la futura Constitución. Según Chirac, la postura de España y Polonia "no es compatible con la Europa ampliada".

Preguntado por què tendrían España y Polonia que renunciar a lo conseguido en Niza bajo la presidencia del propio Chirac, el presidente francés argumentó que "simplemente las cosas cambiaron después" de firmarse ese Tratado.

Chirac defendió la mentalidad de los socios fundadores, por su experiencia, en el alcance de un acuerdo que estè lo más cercano posible a lo estipulado por la Convención.

AZNAR, DE BUEN HUMOR

Por su parte, el presidente del Gobierno, José María Aznar, ha insistido en que las disposiciones del Tratado de Niza "son mejores para Europa" que la actual propuesta de la Convención. "España mantiene su posición, que es bien conocida en relación al conjunto del Tratado constitucional y en relación con el paquete institucional. Creemos que los acuerdos de Niza son mejores para Europa y, claramente, responden al acervo y a la historia de la Unión Europea", manifestó.

Aznar dijo en rueda de prensa al término del Consejo Europeo propiamente dicho y momentos antes de que comience la Conferencia Intergubernamental (CIG) que el primer ministro italiano no le ha presentado todavía propuesta alguna. Sin embargo, advirtió que el acuerdo que debe ultimar la futura Constitución para Europa no sólo depende de él, sino también de los demás socios.

El presidente del Gobierno dijo estar abierto a las propuestas que le pueden ser presentadas, pero "de momento no las podemos estudiar porque no se nos ha hecho ninguna". "Cuando se nos hagan las escucharemos con mucho gusto", agregó.

REUNIÓN DE LOS LÍDERES

Antes del Consejo, se habían reunido en Bruselas los líderes de Alemania, Francia y Reino Unido. Gerhard Schroeder y Jacques Chirac han tratado de convencer a Tony Blair de que el reparto de poder previsto por la convención europea es el más adecuado.

Ayer Schroeder ya se puso en contacto con los dos oponentes al reparto establecido en la convención: España y Polonia. El canciller alemán habló por teléfono con el presidente del gobierno, José María Aznar y, antes, Schroeder estuvo en Berlín con el presidente polaco, Alexander Kwasniewski, que había amenazado con vetar la decisión sobre el reparto de poder.

A FAVOR DEL APLAZAMIENTO

En las últimas horas, Polonia ha suavizado esa postura y ha anunciado que no vetará el texto, pero a cambio pedirá un plazo hasta finales de 2005 para decidir sobre el sistema de voto en la UE ampliada. La posición de España es muy similar, pero amplía este plazo hasta 2009. A pesar de que el Reino Unido comparte la postura de Alemania y Francia a favor de la doble mayoría, se ha mostrado comprensivo con un posible aplazamiento de esta espinosa cuestión.

Kwasniewski ha sido claro esta mañana: "Debemos evitar un veto que sería una negación pura y simple. Tenemos que presentar nuestros argumentos y buscar el compromiso en un aplazamiento", señaló. "Si tuviera que especular, diría que la cuestión debería resolverse de ahora a finales de 2005", añadió.

REFLEXIÓN

La presidencia de turno de la Unión Europea, ejercida por Italia, ha difundido un documento previo que llama a la "reflexión" a los asistentes a la cumbre. El documento define como "eficaz y transparente" la propuesta de la Convención Europea, que establece el sistema de doble mayoría en la toma de decisiones (el 50% de los Estados, que sumen a su vez el 60% de la población).

Ayer el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, insistió en que habrá "una solución prestigiosa" para España y Polonia, y añadió que comprende la postura de estos países, porque tras haber conseguido una buena situación con el Tratado de Niza, con 27 votos en relación con los 29 de los grandes países, "tienen muchas dificultades para aceptar desprenderse de ese privilegio".

Aznar: "España mantiene su posición: Niza es lo mejor para la Unión Europea"

Aznar: "Estoy de buen humor, no quiero criticar a nadie"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?