Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 01 de Junio de 2020

Otras localidades

11-M

Dolor y emoción en los funerales de Estado por el 11-M

Los Reyes consuelan emocionados a los familiares de las víctimas en el funeral de Estado

Los Reyes presidieron hoy en la Catedral de la Almudena el funeral de Estado por las víctimas de los atentados del 11 de marzo. Tras la ceremonia, toda la Familia Real, visiblemente emocionada y con lágrimas en los ojos, dio el pésame a cada uno de los familiares durante casi media hora. Madrid ha vuelto a ser hoy, trece días después de los atentados, la capital del dolor.

Más información

Ha sido una ceremonia llena de dolor, emoción y rabia contenida. Muchos de los familiares de las victimas no han podido evitar las lágrimas, casi dos semanas después de los terribles atentados del jueves 11 de marzo. También han llorado los miembros de la Familia Real, emocionados en presencia de unos 600 familiares de los fallecidos y los heridos que han acudido a la catedral de La Almudena.

Tras la liturgia eucarística y la comunión, algunos de los familiares se han acercado hasta los Reyes. Doña Sofia ha tenido gestos de apoyo y ha estrechado las manos de aquellos que se han acercado al sitial de honor.

CONSUELO PERSONAL DE LA FAMILIA REAL

Al final del funeral, la Familia Real ha dejado atrás el protocolo. Los monarcas, con lágrimas en los ojos, el príncipe Felipe y su prometida, y las Infantas y sus esposos, igualmente emocionados, se han dirigido hasta la nave central y han dado el pésame personalmente a muchos de los familiares que lloraban desconsolados. Fue un gesto de consuelo con los familiares, rotos por el dolor del recuerdo y la rabia contenida. La Reina, muy emocionada, besó a mucho de ellos, al tiempo que les dirigía palabras de consuelo y afecto. Algunos de los asistentes mostraban al paso de los Reyes las fotografías de sus seres queridos. Las apretaban contra su pecho y entre sus manos.

En el interior del templo, en el altar, colgaba un gran lienzo blanco sobre el que resaltaba un lazo negro. Los familiares de las víctimas se situaron en la nave central, las autoridades extranjeras en el crucero situado a la altura del altar mayor en el lado de la Epístola, y los representantes de las instituciones españolas en el lado del Evangelio.

"NUNCA OS DEJÉIS DESALENTAR POR EL MAL"

El cardenal y arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco, pidió durante el funeral de Estado alejarse de "toda forma de nacionalismo exasperado, de racismo y de intolerancia" y que se responda "a la violencia ciega y al odio inhumano con el poder fascinante del amor".

En la estrategia del terrorismo, dijo el cardenal durante la homilía en la catedral de la Almudena, "opera siempre la siembra del odio como su inspiración y motivación últimas y decisivas. Así ha ocurrido también con la masacre del día 11 de marzo. La forma de proyectar, disponer y actuar de los terroristas no puede ser calificada de otro modo que como la estrategia del odio que porta en sus entrañas el asesinato y la muerte".

"Testimoniad con vuestra vida que las ideas no se imponen, sino que se proponen. `Nunca os dejéis desalentar por el mal!", decía Rouco Varela.

AMPLIA REPRESENTACIÓN INTERNACIONAL

Estuvieron presentes los jefes de Estado de Francia, Italia, Portugal, Finlandia y Estonia, el presidente de turno de la Unión Europea, el irlandés Bertie Ahern, y el del Europarlamento, Pat Cox. También los jefes de Gobierno de Alemania, Reino Unido, Polonia, Bélgica, Eslovaquia, Rumanía, Albania y la República Checa y el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell.

Al funeral de Estado acudieron también numerosos representantes de casas reales extranjeras. En concreto los príncipes de Inglaterra, Mónaco, Marruecos, Noruega, Bélgica, Dinamarca y Jordania, y el gran duque de Luxemburgo.

También estuvieron en la ceremonia los miembros del Gobierno en funciones, dirigentes de todos los partidos políticos, representantes de las instituciones del estado y los 17 presidentes autonómicos.

En el exterior, varios cientos de personas siguieron, en silencio y con lágrimas en los ojos, el funeral de Estado a travès de las pantallas gigantes instaladas en las Plazas de la Armería y de Oriente y en la Puerta del Sol.

Recuerdo sonoro a las víctimas del 11-M. Todos los nombres.

Extracto de las palabras de monseñor R. Varela durante el funeral

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?