Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 05 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La policía alerta sobre la posibilidad de ataques terroristas con armas químicas o nucleares

A juicio del jefe de los TEDAX, constituye "una auténtica amenaza"

El Cuerpo Nacional de Policía cree que la hipótesis de que se produzca un atentado con artefactos de tipo nuclear, bacteriológico o químico "constituye una autèntica amenaza" tras lo ocurrido el 11-M, porque si entonces los terroristas usaron explosivos, la próxima vez pueden emplear ese tipo de sustancias.

El comisario jefe de la Unidad de Desactivación de Explosivos y riesgo Nuclear, Bacteriológico Químico (Tedax-NQC), Juan Jesús Sánchez Manzano, aprovechó hoy la presentación del equipo NBC que va a comenzar a operar en Cantabria para alertar a todos los servicios de seguridad y protección civil de que los atentados o accidentes con este tipo de sustancias representan "un riesgo real".

"No quiero alarmar, pero es evidente que los autores de los atentados del 11-M, los grupos que están detrás, han estado ya relacionados con sustancias nucleares, bacteriológicas y químicas. Igual que esta vez han empleado explosivos, la próxima pueden utilizar sustancias de este tipo", aseguró Sánchez Manzano.

En las palabras que dirigió a los distintos cuerpos de seguridad y protección civil de Cantabria, el comisario jefe de los Tedax recalcó que en "los foros internacionales" a los que su unidad asiste con asiduidad para intercambiar información y conocer experiencias de otros cuerpos "se evalúa como muy probable que se nos presenten este tipo de situaciones, que se hagan reales".

"UNA AUTÉNTICA AMENAZA

"Si antes ya las considerábamos con posibilidades de ser reales, despuès del 11-M yo creo que se le ha añadido algo más para que esto se constituya en una autèntica amenaza", añadió.

Por eso subrayó la importancia de que todos los cuerpos de seguridad, protección civil y asistencia sanitaria sepan cómo comportarse y què protocolos hay que se seguir si se activa una alarma de riesgo nuclear, químico y bacteriológico.

Sánchez Manzano apeló de nuevo a los atentados del 11 de marzo para resaltar la importancia de actuar de forma coordinada, ya que, a su juicio, eso fue lo que permitió que Madrid recuperar pronto una relativa normalidad tras la masacre perpetrada por los terroristas en las estaciones de El Pozo, Santa Eugenia y Atocha.

"En el 11-M, todos los servicios que tenían que participar lo hicieron bien y por eso en pocas horas fuimos capaces otra vez de estar en funcionamiento", explicó.

Tambièn insistió en que resulta "fundamental" que en ese tipo de situaciones exista "un mando operativo único" que tome las decisiones para todos los cuerpos implicados -policial, si se trata de un atentado, y de protección civil, si es una catástrofe natural o un accidente-, aunque luego cada uno siga su cadena de mando.

EL FALSO ANTRAX

Sánchez Manzano consideró acertado que se haya especializado a los Tedax para poder afrontar incidentes de tipo NBQ, en primer lugar, porque el procedimiento de protección del lugar implicado tiene muchas similitudes con el que se despliega ante una amenaza de bomba y, sobre todo, porque agentes que están entrenados para desactivar un explosivo están capacitados para enfrentarse a situaciones de "peligro inminente".

Hasta la fecha, la actuación más importante que se ha realizado ante riesgos NBQ en España se produjo en 2001, tras la aparición de sobres con polvo de ántrax en oficinas de correos de EEUU en los meses inmediatamente siguientes a los atentados de Nueva York.

En esas mismas fechas, los especialistas policiales examinaron en España un millón de envíos sospechosos, todos ellos falsas alarmas, según explicó en la misma conferencia el inspector jefe de los Tedax-NBQ en Cantabria, Juan Josè Rodríguez de la Rosa.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?