Detenidos en Bélgica dos presuntos miembros de ETA

Uno de los arrestados fue condenado en 2000 por terrorismo callejero, y el otro podría ser un etarra buscado por el asesinato de Fernando Buesa

La policía belga ha detenido esta mañana a dos presuntos miembros de la organización terrorista ETA que circulaban en un coche robado (con matrícula francesa falsa) cerca de la frontera de ese país con Francia. Uno de ellos ha sido identificado como Jon López Gómez, de 29 años, y condenado por actividades de terrorismo callejero.

López, natural de la localidad vizcaína de Basauri, huyó en el año 2000, después de haber sido detenido por la policía autonómica vasca y haber sido condenado por la Audiencia Nacional a 17 años de cárcel por quemar un autobús en 1996. La Ertzaintza detuvo a López ese mismo año, acusado de participar en ese ataque, en el que resultó herido leve el conductor del vehículo, que se vio obligado a escapar por una ventanilla con las ropas en llamas.

López permaneció algo más de un año en prisión junto a otros cinco sospechosos. El 7 de junio de 2000, la Audiencia Nacional le condenó a una pena de 17 años, al considerar que "reivindicar el acercamiento de los presos" con métodos violentos es un delito de terrorismo. Tanto López como los otros cinco condenados huyeron tras conocer la sentencia.

El otro detenido aún no ha sido identificado, pero según fuentes próximas a la operación puede ser Diego Ugarte López de Arkaute, presunto miembro del 'comando Ituren' al que la policía relaciona con el asesinato del dirigente socialista Fernando Buesa y de su escolta, Jorge Díez.

Ugarte, de 33 años y natural de Vitoria, se encuentra huido desde 2000, cuando la policía descubrió el piso que utilizaba esa célula terrorista y le acusó de haberlo alquilado con ese fin. El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón dictó un auto de procesamiento contra Ugarte en junio de 2001 por esos dos asesinatos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?