Últimas noticias Hemeroteca

La Audiencia Nacional atiende a las víctimas del 11-M desde el lunes

En el número 4 de la calle Marqués del Duero

El próximo lunes comienza a funcionar la Oficina Judicial de Atención a las Víctimas de los Atentados del 11 de marzo, dependiente del Juzgado de la Audiencia Nacional que investiga los hechos. Será la propia oficina la que cite a las víctimas.

Diecisiete personas, familiares de siete de los fallecidos, han sido ya citadas por el Juzgado el mismo lunes. Serán las primeras a la que se ofrecerá ejercer la acción penal y las primeras también en recibir orientación acerca de las indemnizaciones a las que tienen derecho según la Ley 32/99 de solidaridad con las víctimas del terrorismo.

Fuentes de la Audiencia Nacional han explicado que todos los afectados serán citados a su debido tiempo por los responsables de la Oficina, que llamarán en primer lugar a los herederos de las 191 víctimas mortales, luego a las personas que resultaron heridas -se calcula que son unas 1.800- y por último a los particulares y empresas que sufrieron daños materiales en sus propiedades.

La Oficina de Atención a las Víctimas funcionará de nueve de la mañana a dos de la tarde de lunes a viernes y dispone de dos teléfonos de información, el 91-1026356 y el 91-1026362.

ATENCIÓN PREVIA CITACIÓN DESDE LA AUDIENCIA

Una vez recibida la citación, los afectados serán atendidos el día señalado por el personal de la Oficina Judicial, que primero concretará la relación de la persona citada con el fallecido correspondiente del 11-M y luego se interesará por si se le ha reconocido o ha cobrado algún tipo de indemnización. A continuación, se le ofrecerán acciones penales, que en caso de ser aceptadas podrán ser ejercidas designando abogado o sumándose a la acusación del Ministerio Fiscal.

En el caso de los fallecidos, la Oficina citará a sus herederos, que si se trata de víctimas adultas son su cónyuge y sus hijos mayores de edad, y en otras circunstancias esta condición se extiende a los padres.

Finalizada esta fase, comenzará la atención a los lesionados, empezando por los leves -unos 900-, que salvo casos excepcionales precisarán de un único reconocimiento médico para determinar el alcance de sus heridas. Los más graves, en cambio, podrían tener que acudir en más de una ocasión a la Oficina, donde los forenses, que disponen de dos salas para practicar los reconocimientos, harán un seguimiento de su caso y valorarán las secuelas que padece.

NO SE OBSERVARÁ LA SITUACIÓN DE LOS INMIGRANTES

Las fuentes de la Audiencia Nacional también indicaron que, en el caso de los inmigrantes fallecidos, el Juzgado se coordinará con las embajadas de sus países de origen para que comuniquen a sus familiares que pueden acudir personalmente a la Oficina o, si lo prefieren, designar un representante que realice por ellos los trámites.

Recordaron asimismo que los inmigrantes en situación irregular no serán preguntados en ningún caso por su estatus en España, circunstancia que es ajena al Juzgado, al tratarse de una cuestión administrativa que, además, el Gobierno se comprometió a resolver.

Hasta el momento, todos los cadáveres, salvo el de una mujer de nacionalidad colombiana, han sido ya reclamados por sus familiares, que además tendrán ocasión de recuperar pertenencias de sus allegados -pequeñas joyas, teléfonos móviles y documentación- que se guardan en una caja que está en la Oficina.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?