Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 24 de Octubre de 2019

Otras localidades

El CNI advirtió a Aznar cuatro meses antes del 11-M de que tomara en serio la amenaza de Bin Laden

El servicio secreto avisó de que el protagonismo español en Irak aumentaba el riesgo de atentados, según El País

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) envió al Gobierno de José María Aznar varios informes en los que alertaba de que la participación española en la ocupación de Irak contraía riesgos creíbles de atentados en España. Según publica hoy El País, el más contundente de estos informes secretos, tiene de fecha el 27 de octubre de 2003 y advertía de que una grabación de Osama Bin Laden emitida por Al Yazira nueve días antes en la que vertía amenazas contra España vertidas debían ser tomadas muy en serio.

Según El País, se trata de una "nota informativa" en la que se hablaba de una "evaluación de la amenaza" que suponía para la seguridad nacional el terrorismo islamista. "Nos reservamos el derecho de responder, en el momento y lugar oportunos, contra todos los países que participan en esta guerra injusta [en alusión a Irak], en particular Gran Bretaña, España, Australia, Polonia, Japón e Italia", decía la grabación del líder de Al Qaeda.

Los espías españoles llegaron a la conclusión de que la amenaza debía tomarse en serio. Es más, no restaban fuerza a su argumento incluso si después se demostraba que la voz no correspondía a Bin Laden ya que el movimiento radical islámico daba veracidad a la cinta y con eso era suficiente para que cualquier grupo decidiera actuar en consecuencia.

"El servicio secreto constató, además, la existencia de una creciente hostilidad hacia España en la opinión pública árabe", asegura el rotativo. El propio informe alude a la Cumbre de Donantes para la Reconstrucción de Irak, los días 23 y 24 de octubre.

El informe también mencionaba otros datos importantes que hacían de España un objetivo claro para Al Qaeda: la detención, el 5 de septiembre en Granada, del corresponsal de Al Yazira Tayseer Alouny, que entrevistó a Bin Laden durante la guerra de Afganistán; la presencia en España de varios grupos de radicales islámicos, que podían actuar como "células durmientes" y activarse en cualquier momento y la conexión entre radicales islamistas y elementos vinculados a la delincuencia común. Este último punto ha quedado de nuevo confirmado durante la investigación tras el 11-M.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?