El Gobierno reformará la ley electoral para asegurar la paridad en las listas

Se compromete a que los sellos conmemorativos de la Boda Real se expresen en todas las lenguas del Estado

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, prometió hoy, en su primera comparecencia ante el Congreso de los Diputados, que el Gobierno reformará la ley electoral para asegurar la paridad en las listas. Para llevar adelante catorce compromisos concretos, De la Vega prometió "transparencia" y "responsabilidad" política.

En la Comisión Constitucional, Fernández de la Vega expuso las líneas generales de su departamento, cuya actividad principal será "favorecer y coordinar la actuación política del Gobierno" y promover la cooperación entre distintos departamentos en aquellos asuntos en que sea necesaria la contribución de varios ministerios.

Como declaración inicial, Fernández de la Vega afirmó que el pasado 14 de marzo "ganó la política, la política como expresión de la cultura, la política como diálogo, como conjunto de propuestas y soluciones que la inteligencia formula para resolver los problemas cotidianos de los ciudadanos, la política como intercambio de ideas y opiniones que buscan una amplia aceptación y consenso".

Según ella, los criterios básicos por los que se regirá la acción del Ejecutivo serán los de "transparencia en la acción de Gobierno, proximidad en la gestión diaria de los asuntos e incremento de la responsabilidad política", todo ello sustentado en una información "transparente y constante" a los ciudadanos.

En este sentido, Fernández de la Vega se comprometió personalmente a ser "honrada, eficaz en lo posible y a no usar la mesa del Consejo de Ministros para descalificar a los adversarios políticos".

14 COMPROMISOS

Tras afirmar que en estos 20 días de Gobierno socialista ya se han adoptado medidas tendentes al cumplimiento de las principales promesas electorales del PSOE, la vicepresidenta pasó a desgranar 14 compromisos concretos para la presente legislatura.

Fernández de la Vega aseguró que buscará un "amplio consenso" para la reforma de la Constitución en cuanto a la sucesión en la jefatura del Estado la reforma del Senado y el reconocimiento de la Constitución europea. En segundo lugar, anunció una modificación de la Ley Orgánica del Consejo de Estado para que este órgano pueda cumplir mejor su labor de apoyo al proceso político de reforma.

De igual modo, el Gobierno socialista tratará de conseguir un acuerdo para reformar la Ley Electoral y establecer como obligatorios los debates electorales en medios comunicación pública, reducir los gastos electorales y promover la aplicación del principio de paridad en las candidaturas, así como la elección directa de alcalde.

La vicepresidenta se comprometió a impulsar una reforma de la legislación sobre los partidos para garantiza su democracia interna y resolver los problemas de financiación. Anunció que el Parlamento recuperará el papel central de la vida política española y que se reformará el Reglamento del Congreso.

En este punto, declaró que "el Gobierno renuncia expresamente a trasladar el debate político o la explicación de sus iniciativas a otros foros más cómodos". Además comprometió su palabra al asegurar que no mentirá ante el Congreso. En definitiva, el Ejecutivo, dijo, quiere que "el Parlamento ostente el protagonismo y no el monopolio del debate político".

MEDIOS PLURALES

Asimismo, la vicepresidenta se comprometió a abordar la reforma de los medios públicos de comunicación para hacer los "libres, plurales y de calidad". De igual modo, se comprometió promover la elección del presidente del CIS en el Congreso, así como a la entrega a los partidos, sin valoración alguna, de todos los estudios que realice el Instituto Sociológico público.

Tambièn se comprometió a abordar la reforma de la Ministerio Fiscal, así como a realizar una ley de desarrolo de libre acceso a la información, de una norma sobre publicidad institucional que delimite las campañas institucionales y no las convierta en operaciones de "propaganda partidista".

Finalmente, garantizó su compromiso de "austeridad", se comprometió a abordar "con seriedad la pluralidad territorial de España" y a respetar los "ámbitos de autogobierno", y en este punto, anunció que los sellos conmemorativos de la boda real se expresarán en "todas las lenguas oficiales del Estado".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?