Viernes, 09 de Diciembre de 2022

Otras localidades

Las fuerzas de seguridad pierden la pista de 50 radicales islamistas

La policía y el CNI reconocen que ignoran su paradero por falta de medios

La policía española y el CNI han perdido la pista a medio centenar de radicales islamistas que fueron detenidos en España entre los años 1995 y 2004. Según cuenta hoy el diario El País, las fuerzas de seguridad ignoran su paradero por falta de medios.

Varias unidades de inteligencia de la policía ha denunciado esta situación a través de un informe en el se pueden leer datos como éste: el 70 por ciento de las 150 personas relacionadas con el radicalismo islamista, detenidas en este periodo de tiempo fue puesto en libertad provisional o sin cargos.

Su seguimiento se abandonó por la falta de recursos. Algunos de los desaparecidos se sospecha que podrían haber participado en los ataques contra los tresnes de Atocha.

Además, hasta el 11 de marzo, la Policía Nacional, la Guardia Civil y el CNI contaban con 150 agentes dedicados a investigar este tipo de terrorismo. De ellos, la mitad se dedicaba a tareas administrativas o a asistir a seminarios internacionales.

Europa se blinda y se refuerza

La falta de medios para combatir al terrorismo islamista en España antes del 11-M contrasta con las medidas adoptadas tras el 11-S en otros países europeos. En el Reino Unido, uno de los principales objetivos de Al Qaeda, el Gobierno de Tony Blair reforzó con 400 nuevos agentes sus servicios secretos, el MI5 y MI6, para combatir la amenaza de Al Qaeda. Fuentes de estos servicios aseguran que en ese país hay 1.500 ex muyahidin, antiguos combatientes en Afganistán, Bosnia o Chechenia, que suponen una potencial amenaza. Los británicos han elegido a un centenar, "los más peligrosos", y se han propuesto investigarlos en profundidad. A cada uno le han asignado entre 15 y 20 agentes que les vigilan y controlan durante las 24 horas del día.

¿Cuántos ex muyahidin hay viviendo en España? Nadie sabe responder a esa pregunta. Los servicios de inteligencia reconocen que lo ignoran y ahora se plantean hacer un censo. Sólo desde Afganistán regresaron 15.000 combatientes a varios continentes, muchos de ellos a Europa, según un informe de la Comisaría General de Información. Se cree que aquí hay varias decenas repartidos por diversas comunidades.

Alemania ha reforzado también sus servicios de inteligencia. La policía criminal BKA dedicó a un equipo de 600 hombres a investigar cómo se planificó desde su territorio el 11-S.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?