Últimas noticias Hemeroteca

Zapatero justifica en la ONU la retirada de Irak y propone una Alianza de civilizaciones

Veinte minutos de discurso despedido con muchos aplausos

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, defendió anoche ante la Asamblea General de la ONU el respeto a la legalidad internacional y el rechazo al uso de la fuerza, e instó a una reflexión ante la situación en Irak y Oriente Medio.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, justificó anoche ante la Asamblea de la ONU la retirada de las tropas de su país de Irak y propuso una Alianza de Civilizaciones entre el mundo occidental y el musulmán.

Rodríguez Zapatero defendió una lucha contra el terrorismo fundamentada exclusivamente en la legalidad y en la legitimidad democráticas.

Más información

Para el jefe del Ejecutivo, "la paz exige más valentía, más determinación y heroísmo que la guerra" y, al hilo de ello, justificó su decisión de retirar los efectivos militares españoles que se encontraban Irak.

Además, planteó la creación de una Alianza de Civilizaciones entre el mundo occidental y el musulmán, que profundice la relación política, cultural y educativa y evite la existencia de un "muro" entre ambas zonas.

INTERVENCIÓN DE MADRUGADA

Rodríguez Zapatero intervino en la primera jornada de la 59 Asamblea General de Naciones Unidas, después de haber escuchado a lo largo de la sesión a una serie de líderes políticos, como el presidente de Estados Unidos, George W.Bush.

En su intervención ante la Asamblea, Zapatero presentó públicamente la política exterior española, basada en el "multilateralismo efectivo" y el respeto a la legalidad internacional. Hizo referencia a la necesidad de la colaboración en la lucha contra el terrorismo internacional, cuestión a la que ya aludió el lunes tras visitar la "zona cero" y rendir homenaje a las víctimas de los atentados contra las Torres Gemelas. Para Rodríguez Zapatero, la lucha contra el terrorismo debe hacerse desde la ley, la democracia y la colaboración internacional. Las referencias a Irak no faltaron en la intervención de Zapatero, quien se ha mostrado de forma reiterada partidario de que se devuelva cuanto antes la soberanía al pueblo iraquí.

REUNIONES PREVIAS AL DISCURSO

Entre las reuniones bilaterales que Zapatero tenía previsto realizar antes de su discurso ante la Asamblea, se encontraba el encuentro con el primer ministro de Irak, Iyad Alaui. Sin embargo, no fue necesario este encuentro, pues en el almuerzo con el que obsequió Kofi Annan a todos los mandatarios, Zapatero y Alaui coincidieron en la misma mesa.

En este breve, pero distendido encuentro según fuentes diplomáticas españolas, el presidente español reiteró a Alaui el apoyo de España al proceso de reconstrucción y democratización de su país, aunque advirtió de que ningún militar español regresará a territorio iraquí.

Aunque en declaraciones hechas en Túnez, Zapatero se mostró partidario de que otros países sigan el ejemplo de España y retiren sus tropas de Irak para abrir una "expectativa más favorable" a la resolución de la situación, no es previsible que reitere esta idea en sus mismos términos.

Respecto a Oriente Medio, el presidente del Gobierno español es partidario de que se adopte una iniciativa política urgente por parte de la comunidad internacional para avanzar en la solución del conflicto entre israelíes y palestinos. Para ello, aboga por la revitalización del papel del denominado Cuarteto (EEUU, Rusia, UE y Naciones Unidas) y de la "Hoja de Ruta", así como por una mayor implicación en la solución del conflicto por parte de la Unión Europea.

REFORMA DEL CONSEJO DE SEGURIDAD

La reforma del Consejo de Seguridad de la ONU fue otra de las cuestiones a las que hizo referencia en su intervención el jefe del Ejecutivo español. España, que preside en la actualidad el Consejo de Seguridad, defiende el mantenimiento del número de países con un asiento permanente en este foro, mientras que propone aumentar el número de miembros de carácter no permanente.

Rodríguez Zapatero ya tomó el lunes la palabra en la sede de la ONU, aunque en esa ocasión en la cumbre de líderes políticos que analizó la lucha contra la pobreza y el hambre. En su intervención, aseguró que no hay excusas para combatir la pobreza y ratificó su intención de que España logre el objetivo de destinar el 0,7 por ciento de su Producto Interior Bruto a la cooperación al desarrollo en la próxima legislatura.

En esa línea, avanzó que los Presupuestos Generales del Estado para 2005 dedicarán el 0,3 por ciento del PIB a la ayuda al desarrollo, un porcentaje que se incrementará hasta el 0,5 por ciento en 2008.

Zapatero: "La paz es una tarea que exige más valentía, determinación y heroísmo que la guerra"

Zapatero: "Reafirmo el compromiso español con las misiones de paz,como prueba del multilateralismo que apoyamos"

Llamazares: "El discurso de Zapatero puede considerarse utópico, pero es un soplo de aire"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?