Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 19 de Octubre de 2019

Otras localidades

Fuentes del PSOE y del Gobierno consideran que el objetivo de las palabras de Ibarra es Zapatero

Califican de "intolerables" las declaraciones del presidente de la Junta de Extremadura

Medios muy cualificados del PSOE y del Gobierno, sondeados por la Cadena Ser, señalan que las declaraciones del presidente extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra sobre la posible intención del Ejecutivo de negar el indulto a Rafael Vera, van directamente contra el presidente Rodríguez Zapatero.

El mensaje de Ibarra tiene destinatario fijo y por eso lo primero que ha hecho Zapatero esta mañana ha sido dar la orden a sus colaboradores mas cercanos para que transmitan su deseo de que "no se eche más leña al fuego".

También se quiere dejar claro desde Moncloa que el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, tiene todo el respaldo del presidente y del Gobierno. "Sus palabras van a misa", decía textualmente esta mañana uno de los colaboradores mas directos de Zapatero.

Van a misa porque como ministro de justicia es la única persona del ejecutivo que puede pronunciarse sobre un tema tan delicado como éste. Moncloa confirma además, que el ministro no actuó por su cuenta sino que trasladó lo que se dice y se piensa en el entorno de Zapatero.

En el Gobierno no ha sorprendido que Ibarra saltara, pero sus palabras han sentado mal, no solo por el fondo sino también por la forma. Por el fondo al interpretar que se quería decir al presidente de Gobierno lo que tiene que hacer. Y en la forma al considerarse como "inaceptable" el lenguaje utilizado.

EL PSOE CALIFICA DE "LAMENTABLE" LAS DECLARACIONES

Con respecto a cómo han sido encajadas las declaraciones de Ibarra dentro del partido, la Cadena Ser ha podido saber que han sido tomadas muy mal. El PSOE vive esta discrepancia política con cierto desasosiego y con la sensación, una vez más, de que cuando estalla el 'volcán Ibarra' nadie puede pararle los pies.

Algunos dirigentes del partido han calificado sus palabras de "lamentables". La inquietud por este evidente desencuentro entre el presidente extremeño y el Gobieno se ha vivido también en las federaciones territoriales.

El secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, aseguraba esta mañana que el gobierno "tiene que hacer lo que se ajuste a derecho y no a las presiones" vengan de donde vengan. Para otros barones territoriales, las palabras de Ibarra han sido "una torpeza", aunque consideran que el ministro fue demasiado lejos en un tema que todavía duele a algunos dirigentes socialistas.

"A IBARRA, EN ESTE ASUNTO, SE LE LLEVAN LOS DEMONIOS"

Quienes más comprensibles han sido con las declaraciones de Ibarra son sus colaboradores más cercanos, que definen el estado de ánimo de su presidente con la frase "a Ibarra con este asunto se le llevan los demonios".

Fuentes de la Junta de Extremadura aseguran que Ibarra no entiende el "complejo" que tiene el Ejecutivo a la hora de afrontar el indulto, sobre todo cuando ya fue el PP, en 1998, el que concedió un indulto parcial a todos los condenados por el caso Segundo Marey. Fuentes de su gobierno aseguran que Ibarra tenia la sospecha de que las intenciones del Gobierno iban a tomar estos derroteros, y ante su disgusto expresó su opinión.

También se señala que no hay ninguna razón para que el gabinete Zapatero quiera alejarse de todo lo que fueron asuntos polémicos del pasado. Finalmente, se apunta que Ibarra sigue convencido de que hay que estar "por encima del interés inmediato y colocar por delante la honestidad y las convicciones políticas".

López Aguilar: "Como ministro y miembro del Gobierno si soy preguntado respondo"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?