Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

El proceso de santificación de Juan Pablo II podría empezar en octubre

Cinco expertos discrepan sobre el peso del clamor popular en los plazos para beatificar al Papa

"¡Santo, santo!" el gentío que asistió al funeral del Papa expresaba así una voluntad que empieza a ser generalizada entre los seguidores de Karol Wojtyla. De hecho, el secretario de la Congregación de los Santos, el arzobispo Edward Nowak, consideró hoy verosímil que Juan Pablo II pueda ser proclamado santo "en breve tiempo", señalando el Sínodo de los Obispos de octubre como una ocasión adecuada para anunciarlo.

De una forma espontánea, miles de personas expresaron un clamor que hoy desborda a la Plaza de San Pedro del Vaticano. Nowak explicó estar gratamente sorprendido por los gritos de "¡Santo, Santo!" que se alzaron desde la multitud y reconoció que es el pueblo el que reconoce la santidad de una persona.

Por ello, si bien reconoce que no de una forma inmediata, el arzobispo afirma que la canonización de Juan Pablo II podría llegar "in tempi rapidi", ya que en seis meses se podrían reunir los documentos que prueban "la fama de santidad y de los milagros" del Papa. La importancia de este último punto es esencial, ya que el prelado subrayó la necesidad de que existan dos milagros atribuidos a Juan Pablo II una vez fallecido, uno para la beatificación y otro para hacerle santo.

"Si estos milagros son tantos, de todos los días, como se oye, no será difícil recogerlos", explicó el arzobispo, que anticipó que aún no existe un informe sobre los milagros de Wojtyla, pero que se tienen archivadas muchas cartas de personas que señalaban gracias obtenidas despuès de haber rezado por el Papa. "La vida del Papa se ha desarrollado ante los ojos de todos y la recogida de la documentación es más fácil. Todo el mundo ha visto como ha muerto, todos somos testigos de sus virtudes heroicas", añadió.

Según explicó, será el nuevo Papa quien tendrá la autoridad de proclamar un santo y no es necesario que espere el juicio de la Congregación de las Causas de los Santos, como ya ocurrió cuando Juan Pablo II autorizó la introducción de la causa de Madre Teresa de Calcuta antes de que pasaran cinco años de su muerte.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?