Sábado, 28 de Mayo de 2022

Otras localidades

Familias de británicos muertos en Irak llevarán al Gobierno de Blair a los tribunales

Un sondeo da clara ventaja al primer ministro pese al alto porcentaje de indecisos

La guerra de Irak sigue pesando sobre los hombros de Tony Blair a menos de dos días de las elecciones legislativas en el Reino Unido, en las que el líder laborista opta a un histórico tercer mandato. La esposa de un soldado británico fallecido ayer en Irak ha culpado al primer ministro de su muerte por haber enviado tropas a esa guerra. A su protesta se han unido los familiares de otras víctimas británicas de la guerra, aunque no parece que las protestas hayan erosionado demasiado a los laboristas, que mantienen una ventaja de 10 puntos sobre los conservadores, según una encuesta del Financial Times

La esposa de Anthony Wakefield, un militar de Newcastle que murió ayer al estallar una bomba colocada en la carretera mientras patrullaba, ha culpado a Blair de la muerte de su marido, diciendo que nunca debió enviarle a la guerra. "Es culpa de Tony Blair. Él envió a las tropas. Si no las hubiese enviado, Anthony estaría aun aquí. Nunca debió hacerlo", ha declarado Ann Toward, que tiene dos hijos.

También el hermano de Ken Bigley, un ingeniero que fue secuestrado y asesinado por los insurgentes iraquíes el año pasado, ha cargado contra Blair, llamando a un voto de protesta contra el primer ministro. "Insto a todo el que haya perdido a un ser querido en Irak a que se asegure de que Blair no es reelegido", ha escrito Paul Bligley.

A la protesta de Wakefield y Bigley se han unido los familiares de otras víctimas del conflicto, que estudian acciones legales contra el primer ministro. Agrupados en la 'Coalición para Parar la Guerra' (Stop The War Coalition), presentarán hoy en Downing Street, la residencia oficial del primer ministro, sus planes para llevar al Gobierno a los tribunales. La denuncia se basará en la Convención Europea de Derechos Humanos. Según una portavoz, también se estudia presentar acusaciones particulares contra el primer ministro en persona.

Las encuestas sigue dando a Blair como favorito

Durante toda la campaña, Blair ha tratado de justificar el apoyo británico a la guerra, a pesar de la aparición de dos informes contrarios a sus razonamientos. Blair insiste en que tomó la decisión que creyó la más adecuada para el país. Pese a todo, la guerra no ha sido un elemento clave en la campaña, en parte debido a que el partido conservador, el máximo rival en los comicios, también apoyó la guerra sin fisuras.

Así, las encuestas siguen dando una cómoda ventaja a Blair y los laboristas sobre los 'tories'. Según un sondeo publicado hoy por el diario Financial Times, los laboristas aventajan a los conservadores en 10 puntos porcentuales.

El sondeo de MORI/Financial Times publicado hoy da a los laboristas un 39% de los votos, tres puntos más que la semana pasada, mientras que los conservadores se quedarían con el 29%, cinco puntos menos que la semana pasada. La encuesta da un 22% a los liberal-demócratas, que perderían un punto sobre la encuesta de la semana anterior.

Sin embargo, un 36 por ciento de los encuestados admite que podría cambiar el sentido de su voto en las últimas cuarenta y ocho horas, porcentaje mucho más alto que el registrado en las anteriores elecciones de 1997 y 2001, cuando sólo un 21 por ciento se mostró indeciso a la misma altura de la campaña.

Tony Blair: "Entiendo el dolor de los familiares de quienes han perdido la vida cumpliendo con su deber"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?