Jueves, 18 de Agosto de 2022

Otras localidades

El juez Grande-Marlaska no envía a prision a los dirigentes de Batasuna

Sólo Joseba Permach tendrá que comparecer a diario

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha decidido esta madrugada no enviar a prisión a los ocho dirigentes de Batasuna, entre ellos Arnaldo Otegi, imputados por un delito de amenazas terroristas tras sus últimas manifestaciones sobre el alto el fuego de ETA, ha adelantado la Cadena SER Sólo Joseba Permach tendrá que presentarse a diario en una comisaría de la Ertzaintza.

Grande-Marlaska recuerda a las Fuerzas de Seguridad que deben impedir la celebración de actos públicos a la formación abertzale. A Permach se le imputa un delito de amenazas terroristas en relación con las declaraciones realizadas el pasado 25 de mayo en Radio Euskadi, en las que dijo que "si alguno de los miembros de la Mesa Nacional de Batasuna resultan encarcelados la semana próxima, el proceso [de paz] entrará en una situación de bloqueo".

Según el magistrado, con sus declaraciones Permach demostró "una función principal" a la hora de valorar la actividad ilícita que imputaba a los comparecientes, que no es otra que la de "tratar de hacer depender el cese de la violencia terrorista de la asunción por los poderes legítimos de los fines ilícitos que guiaban y guían".

El juez no ha adoptado ninguna nueva medida cautelar contra el resto de los imputados: Arnaldo Otegi, Rufino Etxebarria, Jon Gorrotxategi, Karmelo Landa, Pernando Barrena, Joseba Álvarez y Juan Cruz Aldasoro, quienes no obstante permanecen imputados por el delito de amenazas ante la existencia de "indicios racionales de criminalidad".

En este sentido, el auto señala que tanto las declaraciones de Permach como la constitución de la nueva Mesa Nacional de Batasuna y de la "comisión negociadora" y la entrevista a ETA publicada en el diario Gara "son consecuencia de un plan orquestado por el conjunto del entramado de la organización terrorista".

Petición de la Fiscalía

Poco antes se supo que el fiscal no pediría prisión ya que, en su opinión, no había indicios de reiteración delictiva. Durante la vistilla, el fiscal aseguró: "Nada ha cambiado para que se altere la situación personal de Arnaldo Otegi", por lo que no solicitaba prisión ni nuevas medidas cautelares para él.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional justificó su postura con el argumento de que con su actuación los dirigentes de Batasuna querían "apoyar la situación actual de cese de violencia y la consecución de la misma con carácter definitivo".

El teniente fiscal Jesús Santos y el fiscal portavoz Juan Antonio García Jabaloy explicaron a los periodistas que, en su opinión, las conductas de los imputados no pretendían contribuir a los fines y objetivos de ETA, "sino recuperar la presencia institucional de la formación ilegalizada Batasuna en la vida política" y contribuir al proceso de paz.

Asimismo, los fiscales dijeron que las manifestaciones realizadas por algunos de los dirigentes abertzales, por las que se les imputó un delito de amenazas, son "de contenido únicamente político" y están amparadas por el derecho a la libertad de expresión.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?