Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Las operadoras informan desde hoy en Internet sobre el coste de las llamadas desde otro país

A dos días de que Bruselas proponga una reducción de precios

Mientras la Comisión Europea ultima una propuesta con la que pretende forzar a los operadores a reducir las tarifas de las llamadas de móvil desde fuera del país de origen, las compañías han optado por hacer públicas sus tarifas en una página web. Siguen el ejemplo de Bruselas, que ofrece esa información desde octubre y prepara una normativa para rebajar los precios, que considera excesivos.

La asociación GSM Europe, que agrupa a 147 operadores de telefonía móvil de 50 países europeos, ha presentado hoy una página, con la que pretende "ayudar a los usuarios a encontrar las mejores tarifas de la itinerancia internacional o roaming, término por el que se conocen las llamadas que se realizan desde fuera del país de origen.

La página (www.roaming.gsmeurope.org/) ofrece datos sobre la mejor tarifa para una llamada de dos minutos en hora punta, así como del envío de un mensaje escrito, por compañía y lugar de origen, y efectuada o recibida cuando el usuario está en cualquiera de los otros veinticuatro estados miembros.

Eliminar el coste para el que recibe la llamada

Los precios que los usuarios de este servicio pagan son considerados "excesivamente altos" por la Comisión Europea, por lo que está previsto que el miércoles apruebe un reglamento para controlar las tarifas de roaming. La idea, avanzada por la comisaria europea de Sociedad de la Información, Viviane Reding, es forzar a los operadores de telefonía móvil a que apliquen las mismas tarifas a sus usuarios cuando estén en su país de origen o cuando viajen a otro estado de la UE.

Además la Comisión quiere que se elimine el coste que paga una persona por recibir una llamada procedente de un teléfono móvil cuando su propietario está fuera de su país de origen. En la propuesta se aplicará el "principio de precio nacional", es decir, que el usuario pague en el extranjero las mismas tarifas por una llamada nacional o internacional que le cobran cuando está en su país de residencia.

Entre 20 céntimos y 13 euros

Según los datos de la Comisión, los precios van desde los 20 céntimos que paga un abonado finlandés por una llamada a su país de cuatro minutos hecha desde Suecia hasta los 13,05 euros que le cuesta a un maltés hablar ese mismo tiempo en Letonia.

En el caso de España, un abonado de la compañía Vodafone que viaja a Letonia, ha visto subir el precio de una llamada de cuatro minutos de 7,20 euros en septiembre de 2005 a 8,35 en marzo de 2006, mientras que si usa Movistar ha pasado de 5,72 a 6,64, y si es Amena de 2,8 a 3,39 euros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?