Viernes, 07 de Octubre de 2022

Otras localidades

Arranca la Pasarela Cibeles más saludable

Se inaugura la 44ª edición, marcada por la exclusión de modelos excesivamente delgadas

La 44ª edición de la Pasarela Cibeles echa a andar hoy en Madrid. El diseñador Antonio Pernas será el encargado de inaugurar esta mañana en el Parque del Retiro una pasarela que será diferente a las últimas. La exigencia de un peso mínimo ha dejado fuera a algunas de las modelos más prestigiosas del mundo por negarse a medirse y pesarse, mientras que cinco de las que si accedieron a ello han sido descartadas.

Los requisitos son sencillos. Tener un mínimo de masa corporal. Por ejemplo, una chica de 1,70 no puede pesar menos de 56 kilos. De las 68 modelos que pasaron la 'criba', cinco fueron descartadas. Con esta iniciativa se pretende transmitir una imagen de belleza vinculada a la salud.

Cibeles se convierte así en la primera pasarela que aplica este tipo de pruebas físicas, algo que se espera sirva como 'modelo' a seguir para otros grandes desfiles como los de Nueva York, Milán, Londres o París.

Polémica

El diseñador Devota&Lomba señaló en la presentación que la pasarela puede resentirse a corto plazo por la ausencia de algunas modelos internacionales que se niegan a pasar los controles de peso, pero a largo plazo será positivo, ya que se trata de "fomentar un cambio internacional de los cánones de belleza".

A pesar de todo, agencias de modelos y diseñadores insisten en que con estas medidas se corre el riesgo de discriminar a modelos que sean muy delgadas "de modo natural". A su juicio, las modelos deben estar sanas y ofrecer una imagen saludable, pero no se debe olvidar que la delgadez extrema no tiene por qué ser síntoma de anorexia y puede ser un rasgo físico, por el que no sería justo dejar de contratar a alguna modelo por este motivo.

Al respecto, desde Adaner (Asociación de Defensa de la Atención a la Anorexia y la Bulimia) han recomendado a las modelos excluidas "comer un poco mejor". Además, han apuntado que las chicas que no podrán desfilar por pesar demasiado "seguro que están más sanas y mejor nutridas".

Su coordinadora, Carmen González, argumentó que "genéticamente se puede ser delgado, incluso muy delgado, pero no extremadamente delgado. Eso es síntoma de desnutrición, ya sea por enfermedad o porque voluntariamente no se come lo suficiente".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?