Viernes, 18 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Asesinada la periodista rusa que denunció los abusos de poder de Putin

Anna Politkóvskaya estaba investigando a fondo las torturas en Chechenia cuando fue tiroteada

El asesinato de la informadora rusa Anna Politkóvskaya ha conmocionado a las principales asociaciones internacionales de prensa. La Federación Internacional de Periodistas, que contaba con ella como oradora para el próximo de sus congresos, ha pedido al Gobierno de Putin que inicie una investigación exhaustiva de los hechos. La reportera, muy crítica con ese gobierno, fue tiroteada ayer cuando salía del ascensor en su edificio de apartamentos.

La periodista rusa Politkóvskaya, famosa periodista por sus artículos de investigaciones sobre Chechenia y la defensa de los derechos humanos en su país, fue asesinada en Moscú. Tenía previsto participar en los próximos días en un congreso mundial de la Federación Internacional de Periodistas, una asociación que ha calificado como "indignante" su muerte y ha exigido al gobierno de Putin que se investigue lo ocurrido de forma inmediata.

Una vecina encontró su cuerpo sin vida ensangretado en el interior del ascensor de su edificio. La policía encontró en el lugar del crimen el arma y cuatro casquillos.

Politkóvskaya trabajaba como comentarista política en el periódico Nóvaya Gazeta, conocido como uno de los pocos críticos con el gobierno de Vladimir Putin que aún quedan abiertos en Rusia. El rotativo ya ha anunciado una investigación independiente sobre su asesinato y un compañero ha señalado que este mismo lunes iba a aparecer un artículo de la periodista sobre la situación en Chechenia con amplia información y fotografías.

Varias amenazas durante los últimos años

En los últimos años había recibido más de una amenaza. En el año 2001 llegó a abandonar su país, refugiándose en Viena. Entre las amenazas más serias se encontraba la de un ex policía al que Politkóvskaya había acusado en uno de sus artículos de terribles atrocidades cometidas en Chechenia. Precisamente algunos compañeros de profesión acusan al primer ministro checheno, Ramzan Kadirov, del crimen, por las acusaciones de torturas durante los secuestros que ejercían sus hombres en esta zona.

Esta región era uno de los objetivos principales de las investigaciones de la periodista, que además era una importante activista en la defensa de los derechos humanos. Ayudaba a las madres de los soldados desaparecidos durante el servicio militar e investigaba la corrupción entre los militares.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?