Jueves, 02 de Julio de 2020

Otras localidades

La campaña catalana empieza con acusciones de juego sucio

Maragall llamó al "juego limpio" a todos los partidos

La campaña de las catalanas ha iniciado esta medianoche con críticas de los partidos de izquierda (PSC, ERC e ICV-EUiA) a CiU, mientras Convergencia ha llamado a evitar una reedición del tripartito sin hacer "árbitro" al PPC, que a su vez ha alertado de la "ruptura de España" si PSC y ERC vuelven a gobernar.

El candidato de CiU a la presidencia de la Generalitat, Artur Mas, se ha propuesto como objetivo ganar las elecciones trabajando para que "sea política y aritméticamente imposible" un nuevo tripartito, sin convertir al PPC en el "árbitro" en Cataluña.

En el acto celebrado en el pabellón L'Illa Diagonal de Barcelona ante más de un millar de personas, Mas ha activado a medianoche en una pantalla gigante el cartel electoral con el lema "Amar Cataluña, gobernar bien" y ha estampado su firma sobre una pantalla táctil.

En un escenario adornado con letras gigantes en tres dimensiones en las que se leía "Mas presidente", el líder de CiU ha anunciado que hoy lunes, como primer acto de campaña, formalizará ante notario su "Contrato con los catalanes", documento en el que se compromete, por ejemplo, a no firmar un pacto estable con el PPC tras los comicios.

Tras una fiesta con música electrónica en un pabellón deportivo de Sant Joan Despí (Barcelona), el candidato del PSC a la Generalitat, José Montilla, ha alertado de un "pacto de derechas" en Cataluña entre CiU y PPC, y ha atacado directamente a los dirigentes de Convergencia porque "nadie quiere ver" a David Madí -director de campaña de CiU- "al frente de TV3", al diputado Antoni Fernández Teixidó de conseller de Economía, ni que "Unió vuelva a Trabajo e Industria".

Arropado por los dirigentes socialistas, entre ellos Pasqual Maragall, Antoni Castells, Montserrat Tura, Joan Clos, Jordi William Carnes y Carme Figueras, y ante unos 300 militantes y simpatizantes, Montilla ha agradecido el apoyo del presidente de la Generalitat y ha señalado que los catalanes pueden escoger el próximo 1-N entre un "pacto de derechas, el pacto de la regresión social", un frente nacionalista "que dividiría a este país" o un presidente socialista, "única garantía de unir a este país", ha dicho.

El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, ha iniciado la campaña electoral reprochando a CiU que "haga política de bajo nivel" utilizando "un vídeo infame que nunca tendría que haber formado parte de la política catalana".

En un acto realizado en el recinto de La Farga de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Carod ha advertido de que CiU ya no es la formación que lideraba Jordi Pujol, porque lo que se ve ahora "es la degeneración del pujolismo".

"¿Cuántos convergentes deben añorar hoy aquel Pujol que trataba de hacernos creer que teníamos más poder?", se ha preguntado el líder de ERC, que ha añadido: "¿Cuántos convergentes de buena fe y patriotas no deben encontrar a faltar esa Convergencia de antes?, porque está claro que la actual es otra cosa", ha dicho en alusión al DVD distribuido por CiU contra la gestión del tripartito.

El PPC ha escogido Vilanova i la Geltrú (Barcelona), la población natal de su candidato Josep Piqué, en donde el líder de los populares ha pedido apoyo "para que la España constitucional esté plenamente vigente y no se rompa", y ha subrayado que el PPC es la única garantía de que ERC y PSC no alcancen la Generalitat.

El candidato popular, que ha prometido utilizar su apoyo "en favor de los ciudadanos y de nuestras aspiraciones en Cataluña y en España", ha tildado de "terrible" la baja participación prevista para las elecciones autonómicas del 1-N.

Piqué ha estado este mediodía arropado por el líder del PP, Mariano Rajoy, en un acto en L''Hospitalet de Llobregat en el que éste criticó a CiU porque, dijo, el "único que ha hecho oposición" al tripartito ha sido el PP, y se conjuró para "ser decisivos después de las elecciones", garantizar el cambio que Cataluña y evitar que "ERC vuelva a tener la llave de la política catalana".

ICV-EUiA ha escogido Lleida para el inicio de campaña, con la intención de conseguir un diputado por esta demarcación que estuvo apunto de conseguir en las pasadas autonómicas.

El candidato de ICV-EUiA, Joan Saura, ha reclamado el voto del electorado de izquierda ante la "ambigüedad" de ERC y PSC sobre sus alianzas postelectorales, y también ha llamado a los electores de CiU descontentos con la "campaña sucia" de la federación nacionalista a confiar en ICV.

En un mitin en el Pabellón de Pardinyes, Saura ha asegurado: "Reclamamos el voto no sólo del sector de izquierdas, sino del electorado de CiU que se puede sentir incómodo ante las políticas conservadoras de CiU y ante la campaña sucia que está haciendo".

Maragall hace "un llamamiento al juego limpio" en la campaña de las elecciones catalanas

Artur Mas defiende el DVD contra el tripartito catalán: "No hay juego sucio. Son verdades absolutas"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?