Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

Las operadoras pactan con las 'móviles virtuales' como un mal menor

En un intento de pactar con el enemigo antes de que lo hagan las competidoras

Las temen porque ponen en peligro su modelo de negocio, pero las operadoras tradicionales no han tenido más remedio que cambiar su punto de vista respecto a las llamadas "móviles virtuales", aquellas que ofrecen servicios sin contar con red propia, como informa hoy CincoDías. Y hacen bueno así el refrán que dice que si no puedes con tu enemigo, te unas a él.

Las temen porque ponen en peligro su modelo de negocio, pero las operadoras tradicionales no han tenido más remedio que cambiar su punto de vista respecto a las llamadas "móviles virtuales", aquellas que ofrecen servicios sin contar con red propia, como informa hoy CincoDías. Y hacen bueno así el refrán que dice que si no puedes con tu enemigo, te unas a él.

Las operadoras de telefonía fija quieren entrar en el negocio del móvil para sobrevivir. En ese modelo, las compañías que tienen red propia de móvil, Telefónica, Vodafone y Amena (ahora Orange), lo deberían tener todo en sus manos para estar tranquilas. Pero no todo es tan fácil.

El espacio radioeléctrico está limitado, y todas las frecuencias están repartidas. Así que la CMT obliga a las operadoras con red a "compartirlas", previo pago, con las operadoras de móvil virtual, un tipo de empresa que ven con temores y con recelo. En ese escenario, la decisión es fácil: pactar con el enemigo, el virtual, o quedarse esperando a que éste llegue a un acuerdo con una competidora tradicional.

Tener un pacto, mejor que tener otro competidor

El diario económico CincoDías asegura hoy que eso es lo que está ocurriendo en todo el sector: las operadoras tradicionales se disputan a las móviles, e intentan cortejarlas antes de que lo hagan sus enemigos. El problema es que los intereses de ambos tipos de compañías coinciden sólo en un objetivo, el de la supervivencia. Más allá de eso, la negociación es difícil.

"Nos piden que nos desnudemos, que les contemos nuestros planes hasta el mínimo detalle. Se olvidan de que vamos a ser competidores y no es justo que nos obliguen a revelarles todos nuestros secretos sólo porque necesitamos su red. Además, cuanto más saben más preguntan y con eso están demorando la negociación", afirma en el diario un representante de una de las compañías aspirantes a móvil virtual.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?