Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 05 de Diciembre de 2019

Otras localidades

España pide en Europa que la rebaja del 'roaming' no afecte a la rentabilidad de las operadoras

Los países más grandes de la Unión Europea negocian con la Comisión la creación de una normativa sobre la itinerancia de los servicios de telefonía móvil

Roaming más barato, sí, pero sin que eso suponga poner en peligro la rentabilidad (y con ella la estabilidad) de las operadoras de móvil afincadas en España. Esa es la postura que ayer mantuvo el Gobierno durante el Consejo de Ministros de Telecomunicaciones de la Unión Europea celebrado en Bruselas.

En la reunión, de la que hoy se hace eco el diario CincoDías, el Ejecutivo español dejó claro que sólo apoyará la regulación de las tarifas del roaming internacional si no pone en peligro la rentabilidad de las operadoras de móvil. Se trataba de la primera vez que los 25 Estados miembros de la UE debatían a nivel ministerial el proyecto de reglamento comunitario que intenta imponer a las compañías de móvil una drástica rebaja en sus tarifas de roaming o itinerancia internacional.

Según el diario, en la sesión quedó claro que la mayoría de los 25 apoyan una intervención legislativa para imponer disciplina en el mercado. Pero las diferencias sobre el alcance y modalidad de esa actuación son tan enormes que el proyecto puede tardar todavía muchos meses en hacerse realidad.

La comisaria europea de Sociedad de la Información, la luxemburguesa Viviane Reding, estaba convencida pese a todo de que el Reglamento entrará en vigor antes del verano de 2007. Pero como recuerda el diario, el objetivo de Reding sólo parece factible si continúa rebajando la iniciativa de su propuesta inicial, como ya hiciera en el seno de la Comisión.

Los países más grandes, en defensa de las compañías

Sólo así podrá convencer a los países con mayor capacidad de bloqueo en el Consejo: Alemania, Francia, Reino Unido y por supuesto, España. Todos ellos condicionaban ayer su visto bueno al Reglamento a que se realicen cambios sustanciales.

La delegación española, encabezada por el secretario de Estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros, reconocía al diario económico que la propuesta de la Comisión está justificada por la necesidad de ofrecer un mayor nivel de protección a los usuarios finales, pero recordaba que hay que “velar por el mantenimiento ( . . . ) de una industria saneada que pueda hacer frente a los importantes retos del futuro. Estamos en un sector de enorme dinamismo”.

Explicando aún más su postura, Ros señalaba que si se bajan “los precios excesivamente, los operadores no podrán hacer frente a los servicios que se les demanda”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?